El juzgado dicta auto de apertura de juicio oral contra el alcalde de Marmolejo

El tanatorio de Marmolejo. junto a un olivar.
El tanatorio de Marmolejo. junto a un olivar. / IDEAL
  • El fiscal pide ocho años de inhabilitación por un supuesto delito de prevaricación urbanística por el caso tanatorio

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Andújar ha dictado auto de apertura de juicio oral contra el alcalde de Marmolejo, Manuel Lozano, por un supuesto delito de prevaricación urbanística por el caso tanatorio. La Audiencia Provincial de Jaén desestimó semanas atrás el recurso del edil contra el auto de Procedimiento Abreviado dictado contra él por el juzgado de Andújar, que lo investiga por supuestas irregularidades en la tramitación de la licencia de un tanatorio en la localidad. La decisión de la Audiencia ya dejaba al regidor a un paso del banquillo, como ahora se ha confirmado al dictar el instructor apertura de juicio oral, ya solicitada por el Fiscal que lo acusa de prevaricación y pide su inhabilitación por un periodo de ocho años.

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Andújar dictó un auto –ya firme tras la decisión de la Audiencia– en el que apreciaba «indicios suficientes» para procesar al alcalde, sobre el que recaen imputaciones «que no pueden ser valoradas en fase de instrucción sino sólo en fase de juicio oral».

Contra este auto recurrió Lozano, alegando que de hecho la licencia supuestamente irregular por la que lo acusan no puede ser contraria a derecho puesto que a día de hoy (desde el 16 de mayo pasado) el tanatorio está legalizado. «Es irrelevante (...) pues la legalización no desvirtúa que en el momento de los hechos los mismos fueran contrarios, indiciariamente, a derecho», respondió la Audiencia, que recuerda que la legalización se inició una década después de darse la licencia (ya con la causa judicial iniciada).

La Audiencia señaló que es «en el acto de juicio oral» donde la defensa puede presentar al tribunal la valoración de que el tanatorio era legalizable porque de hecho se ha legalizado.

Vertiente política

El auto de la Audiencia tiene trascendencia procesal, pero también política pues el código ético del PSOE, partido al que pertenece Lozano, marca que la apertura de juicio oral debe suponer la asunción de responsabilidades políticas.

Lozano siempre se ha declarado inocente y ha asegurado que se cumplió la legalidad. El Fiscal lo acusa sin embargo de un supuesto delito de prevaricación en 2005, cuando era concejal de Urbanismo. Los cargos son por la licencia concedida al tanatorio promovido por la empresa PMC Servicios SL. Junto al actual alcalde está acusado A.L.F., aparejador municipal, por darle el visto bueno como empleado público a una actuación en la que actuó como director de obras de la empresa promotora. Para los dos se pide una condena de ocho años de inhabilitación.

El Ministerio Público deduce que la licencia solicitada en octubre de 2005 no cumplía los requisitos exigidos y que además se ignoraron informes de la Junta que lo advertían.