Autoridades esta mañana en la recepción de la cofradía. / JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ

La filial de la Virgen de la Cabeza catalana se encuentra inmersa en su 30 aniversario

Regresa de nuevo el encuentro muy soñado y deseado

Hoy se ha recuperado el recibimiento en la ciudad a la cofradía de Cataluña, en la previa del 795 aniversario de la Aparición

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR

El regreso a esta normalidad ha supuesto hoy miércoles la reedición de uno de los acontecimientos más señalados que prologan y anuncian la celebración de la Aparición, la recepción en la ciudad de la cofradía filial de Cataluña, en su mayoría integrada por hijos e hijas de la ciudad, la provincia y Andalucía, que extendieron la devoción por tierras catalanas, más en concreto en la ciudad de Sabadell, epicentro de la devoción en Cataluña.

Las calles de Andújar han sido testigos esta mañana por las calles de las muestras de hermanamiento entre esta cofradía filial y la patrona de Andújar y de la Diócesis de Jaén, que la pandemia del coronavirus había cercenado en estos dos últimos años.

La comitiva fue recibida por integrantes de la Corporación Municipal, la Real e Ilustre Cofradía Matriz de la Virgen de la Cabeza y de devotos de la ciudad. El padre trinitario Manuel Yébenes, fue el encargado de dar la bienvenida a la cofradía filial de Cataluña en la ermita de la calle Ollerías. En la comitiva de la filial catalana se encontraban el párroco Manuel Anguita y el regidor de Educación del Consistorio vallesano, Manuel Robles, quien quiso acompañar a los responsables y representantes de la filial catalana.

La alcaldesa en funciones del Andújar, Josefa Jurado, se congratuló en su discurso de bienvenida de que la cofradía de la Virgen de la Cabeza de Cataluña fuera una gran embajadora de la devoción en tierras catalanas.

En hermandad

El presidente de la Real e Ilustre Cofradía Matriz de la Virgen de la Cabeza, Manuel Vázquez, se felicitó de la vuelta de los signos de hermanamiento y recordó como el pasado mes de junio Andújar estuvo presente en la celebración del 30 aniversario de la fundación de la cofradía en Cataluña.

La presidenta de la filial, Julia Requena, señaló a IDEALque como se enganchó a la advocación cuando el padre trinitario, Saturnino Gómez, llevó la imagen de la Virgen de la Cabeza a la región. Este devota de Sabadell señaló que su padre fue uno de los devotos, «tiene el orgullo de ver como una de sus biznietas es andera de la Virgen de la Cabeza y eso denota la fe mariana que hay en Cataluña», indicó. Requena narró como la devoción se mantuvo en la pandemia, «nuestra romería fue on line y se siguió por toda España». Agradeció el cariño que con los recibieron ayer y apostilló que este jueves y viernes vivirán la Aparición con ilusiones renovadas.