Las banderas esperan a los hermanos mayores en la iglesia de Santiago Apóstol de La Lagunilla. / J. C. G.

Fue un día jubiloso para los hermanos mayores

Las banderas anuncian la deseada Romería de la Virgen de la Cabeza

Las insignias recorrieron en la jornada dominical las iglesias y poblados, para gozo de la ciudadanía

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ VIRGEN DE LA CABEZA

Ayer domingo se celebró la primera jornada de publicación de banderas de la Real e Ilustre Cofradía Matriz, que anunciaron a los cuatro vientos la llegada inminente de la deseada Romería de la Virgen de la Cabeza que no ha podido celebrarse en los dos últimos años por culpa la pandemia.

Tras la Misa, oficiada en la parroquia de Santa María la Mayor, la comitiva recorrió varias iglesias, la SAFA y los poblados, que recibieron con fe y júbilo a las insignias que simbolizan el amor tan profundo que se la profesa a 'La Morenita' por estos lares. Fue un día especialmente emotivo para el hermano mayor de la Matriz, Antonio Barrios, quien empezó a disfrutar el cargo con plenitud y le fue impuesta su banda de Hermano Mayor, tras la espera prolongada.

El grupo joven de tamborileros de la Cofradía y la banda Maestro Amador pusieron las notas musicales y la alegría en un día frío, pero que alentó el alma a los devotos de María Santísima de la Cabeza.