JOSEFA LUCAS Y PEDRO LUIS RODRIGUEZ.

El Ayuntamiento de Andújar presenta el Plan de Seguridad para la Aparición de la Virgen de la Cabeza 2022

Este dispositivo incorpora los recursos materiales y humanos necesarios para garantizar la seguridad de los miles de peregrinos que se darán cita en el poblado del Santuario

ANDUJAR IDEAL

El Ayuntamiento de Andújar ha presentado el Plan Operativo de Seguridad para la celebración del 795 Aniversario de la Aparición de la Virgen de la Cabeza, una celebración que se retomará, tras las circunstancias de la pandemia, durante los días 11 y 12 de agosto, en el poblado del Santuario.

El alcalde, Pedro Luis Rodríguez y la concejala de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Josefa Lucas, han informado sobre los detalles de este dispositivo que tiene como objetivo garantizar la seguridad de los miles de peregrinos que se desplazarán hasta el lugar.

Esta herramienta de trabajo incorpora los recursos y aportaciones de las distintas dotaciones que estarán presentes en la celebración, medios materiales y humanos, con el objetivo de atender las situaciones de emergencia que puedan producirse y prevenir posibles riesgos debido al carácter multitudinario de la fiesta.

Para ello, desde el consistorio, se destinarán un total de 15 agentes de Policía Local, 5 efectivos del cuerpo de Bomberos, 26 miembros de Protección Civil, 2 enfermeros y 1 médico, así como la dotación material de 2 camiones para el Servicio de Extinción y Prevención de Incendios, ambulancia y vehículo de intervención rápida, módulo de Primeros Auxilios y Atención Ciudadana, vehículo para el transporte de personas con movilidad reducida y un dron para el control aéreo de la zona.

La coordinación de todo el dispositivo y medios municipales se llevará a cabo a través de un CECOP (Centro de Coordinación Operativa) que gestionará toda la malla de transmisiones y tendrá como tarea principal facilitar que las demandas de ayuda y apoyo se realicen de una forma mucho más eficaz.

Por otra parte, la responsable del área ha explicado que «ante el alto riesgo de incendios actual, debido a la sequía y altas temperaturas, se ha decidido no encender el pebetero del Santuario, donde se depositan las velas de ofrendas, como medida preventiva».

Desde el consistorio, además, se ha solicitado el refuerzo de este plan de seguridad, «tanto a Subdelegación de Gobierno, como a la delegación de Salud de la Junta de Andalucía, para aumentar los recursos materiales y humanos», ya que según afirma el alcalde, «tras dos años de suspensión, se espera una mayor afluencia de personas».

En este sentido, Rodríguez añade: «la implicación y responsabilidad de los peregrinos también es fundamental para el buen desarrollo de los distintos actos programados. Confiando en la labor de las fuerzas de seguridad y con la colaboración de los asistentes, podremos disfrutar de una Aparición sin incidencias».