Borrar
Cofradía fillial de Pegalajar, que se ha estrenado este año en Romería, tras hacerlo en Aparición. JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ
Y LA REINA DE SIERRA MORENA LUCIO COMO EL SOL

Y LA REINA DE SIERRA MORENA LUCIO COMO EL SOL

OPINIÓN ·

«Hemos vivido una romería que podíamos calificar de incertidumbre»

ISABEL RECA

ALTOZANO

Jueves, 2 de mayo 2024, 13:36

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tenía que ocurrir. Hemos vivido una romería que podíamos calificar de incertidumbre.

Esas lluvias deseadas y tan solicitadas no podían faltar. Junto a una luminosa jornada del jueves de la ofrenda de flores, un viernes de las cofradías, poco lucido pero de mucho público en las calles de Andújar, llego el sábado del paseíllo y llegó la lluvia tan reclamada. Un cortejo de mujeres en jamuga como no se conocía desde hace algún tiempo y un buen numero de caballistas acompañaron a la Real Cofradía Matriz y muy especialmente a su hermana mayor Isabel Moya, no decayeron ni cesaron en sus vítores, npese a la incesante lluvia. El Lugar Nuevo volvió a ser lugar de encuentro y convivencia entre carreteros, jinetes y en general, romeros y peregrinos, especialmente de Andújar.

Los aguaceros acabaron por aguar la jornada. El Cerro del Cabezo y su entorno no se privo tampoco de los fuertes chaparrones, sin impedir la masiva presencia de los cofrades en la presentación de la Matriz ante su titular. La Morenita, la Virgen de la Cabeza, vestida para la ocasión con su manto azul de terciopelo, regalos de los hijos de Andújar para su recoronación en 1960, al igual que las coronas y rostrillos de la imagen y su Hijo, contemplaban esa pasión que ponen, sobre todo algunos miembros en esa presentación. El obispo de la Diócesis D. Sebastián Chico, que desde el mediodía del sábado paseaba por los aledaños del cerro. Les invito. Una vez más, a la celebración y los felicitó por su esfuerzo y devoción. La lluvia de la noche y de la madrugada y sobre todo las previsiones para el domingo por la mañana, llevaron a los cambios de planes, la Eucaristía, la Fiesta Principal, se celebraría en el interior de la Basílica Real Santuario, en lugar de en el exterior, como antaño. Sin embargo, el domingo, amaneció radiante pero ya no fue posible el cambio, tal vez para que se cumpliera lo que desde los prolegómenos se venía intuyendo, esta sería una romera como las de antes.

A la Eucaristía o Fiesta principal, concelebrada y presidida por el cardenal José Cobo, oriundo de Sabiote (Jaén), junto al obispo diocesano, representantes de la Orden Trinitaria, arcipreste y párrocos de Andújar, junto a los capellanes de las filiales, le siguió el ya siempre emotivo traslado de la imagen del camarín a sus andas. Un largo recorrido por las calzadas del Cerro, la Ciudad de las carretas y las calles de las cofradías filiales, entre vítores y aplausos, hizo que una vez se pusiera de manifiesto el fervor que esta imagen de Virgen morenita y pequeñita levanta entre sus devotos. Ha sido todo un compendio de vivencias que demuestran que la fe sigue viva, cuando se van a cumplir casi ocho siglos de aquella aparición al pastor Juan Alonso de Rivas.

Una conmemoración que ya se vaticina de ámbito, al menos nacional y en el que se pondrá de manifiesto, una vez más que la imagen de la Patrona de Andújar y de la Diócesis de Jaén, concita el fervor universal. Pero por este año, como hemos subrayado, circunstancias y acontecimientos han hecho rememorar otras romerías, donde sin embargo el centro sigue siendo la Morenita, acompañada en este caso por una Hermana Mayor de la cofradía Matriz, Isabel Moya que aun no siendo la primera mujer en ocupar ese cargo, ha dejado su impronta en sus visitas a vecinos y especialmente enfermos, que nha visto su respuesta en el acompañamiento.

Pero no todo ha sido rememorar el pasado, porque Andújar que tiene alcalde como representante de todos sus vecinos, pero también alcalde de Romería, que en algunos de sus casos recaía en el concejal de Festejos de turno, ha contado, por primera vez, en su historia, con una alcaldesa de Romería, la concejal Mª José Fuentes, a la sazón responsable de Fiestas Patronales; bastón de mando en mano, en su caballo a horcajadas, dejo la primera estampa de un nuevo cambio en este devenir de la Romería. Pero con todo o a pesar de todo ello, Ella, María Santísima de la Cabeza, volvió a brillar como el Sol en medio de la serranía, como es tradición, el último domingo de abril, para orgullo de sus hijos de Andújar y sus devotos del mundo entero.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios