Se trata de una prueba muy consolidada y querida por los corredores

Un total de 466 corredores participan enla XVIII Carrera pedestre Sierra de Andújar

La ganadora de la prueba femenina cruza la línea de meta en el Santuario. /J. C. GONZÁLEZ
La ganadora de la prueba femenina cruza la línea de meta en el Santuario. / J. C. GONZÁLEZ

Abdelafatah Dalal Jirari , del Sierra Sur de Jaén, y Gema Arenas Alcázar, del HG AML TEAM, se proclamaron los ganadores absolutos

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ CERRO DE LA CABEZA (ANDÚJAR) CORRESPONSAL

Abdelafatah Dalal Jirari , del Sierra Sur de Jaén, y Gema Arenas Alcázar, del HG AML TEAM, se proclamaron el pasado domingo los ganadores absolutos de la XVIII Carrera Pedestre Sierra de Andújar, que arrancó en el municipio iliturgitano y terminó en la basílica y Real Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza.

El esfuerzo, la dureza y belleza del recorrido por el Camino Viejo de Herradura subrayaron la grandeza de una prueba que además concluyó justo al lado de la Morenita. Los corredores se mezclaron en una mañana radiante de domingo con los devotos y peregrinos, por lo que se vivieron escenas muy singulares y unívocas. Varios de los corredores se postraron en el templo ante laimagen de Virgen de la Cabeza. También hubo protagonismo en la prueba para las féminas, los clubes locales y los veteranos.

El club andujareño Bicharrakos Bike organizó la carrera que contó con la colaboración del Órgano de Deportes del Ayuntamiento de Andújar y de varias firmas comerciales. El presidente de este club, Cristóbal Sánchez señaló que los diferentes inscritos provinieron de varios puntos de la provincia de Jaén, de Andalucía y Castilla La Mancha «se trata de una carrera bastante consolidada y tiene el atractivo de discurrir por el parque natural Sierra de Andújar que atrapa por sus bellos parajes y por acabar en el Santuario Virgen de la Cabeza»

La entrega de premios se produjo en la casa de cofradías de Andújar bajo un gran clima de cordialidad entre los participantes. La organización incluso tuvo que poner un tope de participantes por el gran reclamo que supone atravesar el secular camino viejo de Herradura pisado a lo largo de siglos por peregrinos y que muestra la biodiversidad de sus paisajes.