Antonio Oliver y Gregorio Manzano, recibieron la camiseta del centenario del Iliturgi con sus nombres serigrafiados. / J. C. GONZÁLEZ

El 'profesor' Gregorio Manzano imparte su cátedra futbolística en Andújar

El técnico bailenense habla de su trayectoria futbolística con motivo de los actos del centenario del Iliturgi

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR

El técnico bailenense, Gregorio Manzano, participó ayer viernes por la tarde en el salón de actos de la Casa Municipal de Cultura de Andújar en una charla-coloquio enmarcada en los actos del centenario del Iliturgi, una efemérides que se ha visto empañada por el descenso del conjunto azulgrana a la Primera Andaluza y ante un horizonte próximo plagado de incógnitas e incertidumbre.

El acto estuvo conducido por el periodista Antonio Oliver y contó con una nutrida presencia de público y de antiguos jugadores del Iliturgi dirigidos por Manzano en la temporada 1986-87, donde el equipo ascendió de la Preferente a la Tercera División.

Gregorio Manzano habló de sus inicios como entrenador en equipos de la provincia como el Santisteban, Villacarrillo, Villanueva, Iliturgi (de la que guarda muy gratos recuerdos), Martos y Real Jaén desde donde saltó al Talavera y Toledo, que le sirvieron de trampolín a la Primera División donde recaló en el Valladolid, Rayo Vallecano, Racing de Santander, Mallorca (donde conquistó la Copa del Rey en el año 2003) Atlético de Madrid, Málaga y Sevilla para cerrar su periplo en China.

Manzano, que en la actualidad reside en Valladolid, deleitó a los asistentes con anécdotas con presidentes que tuvo como José María Ruiz Mateos y Jesús Gil o de cómo tuvo la oportunidad de dirigir en su etapa inicial a jugadores del talento de Fernando Torres y Samuel Eto'o. También aleccionó en cómo estimulaba psicológicamente a los jugadores más significativos de cada plantilla por las que pasó. Prometió contarlo todo en un libro que va a publicar.

La directiva del Iliturgi entregó una camiseta conmemorativa del centenario tanto a Gregorio Manzano, como a Antonio Oliver.