El Iliturgi golea al Martos B, 4-1, y recupera la sonrisa tras sus últimos tropiezos

Los jugadores de ambos equipos saltando al equipo con jugadores del prebennajmín-B del Betis Iliturgitano. /J. C. GONZÁLEZ
Los jugadores de ambos equipos saltando al equipo con jugadores del prebennajmín-B del Betis Iliturgitano. / J. C. GONZÁLEZ

Los andujareños remontaron el choque y redondearon la goleada en una segunda parte mucho más convincente que la primera

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ DEPORTES

El Iliturgi 2016 goleó al Martos B este domingo en el primer partido del año ante sus incondicionales, tras los reveses sufridos en sus dos últimas partidos fuera de casa, donde había depositado sus ilusiones de escalar a los puestos de privilegio, que de momento se han alejado con distancias que ya empiezan a ser insalvables. La victoria tuvo sus efectos paliativos, en un choque marcado por dos periodos totalmente diferenciados.

El Iliturgi se mostró plano y espeso en el primer tramo del choque y dio sensación de blandura en sus acciones ofensivas y defensivas. Acusó en exceso la baja de jugadores tan dotados de técnica y recursos como Ramón, Bonachela y Rati y eso se tradujo en juego trabado e impreciso y además generaba inseguridad sin el balón. Solo contabilizó una ocasión, eso sí con un gran tiro desde 40 metros que despejó el meta marteño Juanma.

Los peores presagios se cumplieron a la media hora, cuando el visitante Álex empujó el balón al fondo de las mallas tras un saque de esquina. Por fortuna, los locales reaccionaron de inmediato y Segado recogió un balón dentro del área para embocarlo dentro de los tres palos. El empate fue la mejor noticia en una aciaga primera mitad.

Tras la reanudación, el Iliturgi dio un paso adelante, intensificó su dominio, encerró a su rival, que se fue achicando y cediendo terreno ante el empuje de los azulgrana, que sin destilar brillantez si se mostraron más fogosos y corajudos En el minuto 68 Benítez empalmó el esférico a la red y ahí se acabó el choque, porque los jóvenes marteños hincaron la rodilla. Después la sabia nueva y sangre joven de Pablo Pérez y Pema, redondearon la goleada y devolvieron la sonrisa a una hinchada que andaba desanimada por los últimos tropiezos. Este domingo hay una nueva cita en el José Luis Mezquita, esta vez ante el Arquillos.

Temas

Fútbol