La Casa del Conde de la Quintería alberga la celebración de una boda tras su restauración

La Casa del Conde de la Quintería alberga la celebración de una boda tras su restauración
  • Por primera vez, desde que se restaurara la casa del Conde de La Quintería, se ha celebrado una boda civil con todo el encanto que proporciona la fachada de este edificio. El acto estuvo presidido por el alcalde de Villanueva de la Reina, Blas Alves, que dirigió unas palabras a los asistentes y a la pareja que contrajo matrimonio. La curiosidad inundó las calles de La Quintería, pedanía de Villanueva, concentrando a sus vecinos a las puertas del mencionado edificio para asistir a lo que fue todo un acontecimiento.

El edificio, donde se ubica el Ayuntamiento, perteneció al Conde de La Quintería, al igual que toda la finca que se parceló en el año 1950 por el Instituto Nacional de Colonización que formó 55 lotes familiares de 3 hectáreas de superficie media de regadío, un lote complementario menor de 1 hectárea y otro lote comunal, de carácter forestal y en el que se incluyen los solares y ruedos del poblado.

Este mismo edificio llegó a hospedar al propio Carlos III, entonces infante, que realizó un viaje de Sevilla a los Pirineos, en el año 1731. En principio tenía previsto pernoctar en Andújar pero para evitar el peligro de contagio de la viruela, que andaba por entonces, el conde de San Esteban hizo variar el itinerario y el conde de La Quintería le ofreció su casa de recreo.

El alcalde, Blas Alves, dijo sentirse muy orgulloso de poder utilizar este marco para un acontecimiento tan importante como el enlace de una pareja de Villanueva de la Reina.