Borrar
Palacio de Gracia Real. IDEAL ANDÚJAR
Una ciudad referente

Una ciudad referente

OPINIÓN ·

«Andújar es mucho más de lo que ahora aparenta y exhala historias y esencias que han traspasado los rigores del tiempo»

ALFREDO YBARRA

ANDÚJAR-ZAGUÁN

Domingo, 6 de agosto 2023, 18:16

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ha llegado agosto, el mes en que el verano se embriaga de sí mismo y bombea su cliché más profuso. Andújar lo vive y bulle en su líquido amniótico. Pareciera que este mes se vuelve menos verboso al aligerase por vacaciones los diferentes púlpitos, tan caldeados por la excepcionalidad electoral. Se salvan, sí, los días en torno a la noche del 11 al 12 de agosto en que bajo una prolífica lluvia anual de cometas la ciudad celebra el legendario encuentro de la imagen de la Virgen de la Cabeza, «la Aparición». Un acontecimiento que ha tomado un gran auge desde que se retomase como evento descollante en los años setenta del pasado siglo, siendo ahora multitudinario.

Pero Andújar es mucho más de lo que ahora aparenta y exhala historias y esencias que han traspasado los rigores de las vicisitudes y del tiempo. Son muchos los acontecimientos, los personajes, que la removieron y pusieron en el umbral de una historia no precisamente minúscula. Y si en julio rememoramos, calladamente, el papel que tuvo en el marco de la Batalla de Bailén, donde incluso las capitulaciones se firmaron en la ciudad, ahora se cumplen 200 años de otro hecho relevante.1820-1823, trienio liberal, reinstauración de la Constitución de Cádiz. El liberalismo y el constitucionalismo de España habían alentado en otras partes de Europa movimientos similares, algo peligroso para los tronos de la Europa absolutista. Se crea en 1815 la Santa Alianza, un acuerdo entre Austria, Rusia y Prusia que invocaron los principios cristianos,​ con el objetivo de contener el liberalismo y el secularismo nacidos de la Revolución francesa. Se comprometían a intervenir donde fuera necesario para defender los principios del absolutismo. Ante la incapacidad de Fernando VII para derribar el régimen constitucional desde dentro, la Alianza decide intervenir. Francia se suma, necesitaba fortalecer su posición en el concierto europeo y domeñar al gobierno de España. Inglaterra apoya la intervención. En 1823 un contingente del ejército francés conocido en España como los Cien Mil Hijos de san Luis (y en Francia como «l'expédition d'Espagne»), encabezado por el duque de Angulema, Luis Antonio de Francia, sobrino de Luis XVIII, invadió España para restaurar el absolutismo, sostener el Antiguo Régimen y acabar con el Trienio Liberal. Camino de Cádiz donde se encuentra Fernando VII supuestamente retenido, durante un tiempo establece su cuartel general en Andújar.

En la ciudad iliturgitana el 8 de agosto de 1823, ahora hace 200 años, el duque de Angulema redactará las «Ordenanzas de Andújar» o »Decreto de Andújar», un gesto con tintes humanitarios hacia los liberales que resultaría polémico e intolerable para los defensores del absolutismo, que venían actuando con represalias y saña contra los liberales. El duque de Angulema concibe estos preceptos, ante todo para evitar esos sangrientos desmanes. Entre otras cosas en sus cinco artículos decía que sin el permiso de los comandantes de las tropas de intervención, las autoridades españolas no podían apresar a nadie. Los detenidos arbitrariamente, como los milicianos que retornaban a sus hogares, debían ser puestos en libertad. Los infractores serían detenidos. Pero el documento de Andújar encendió una mecha. Francia entendía que el decreto fue una medida honrosa, pero políticamente, «un yerro peligroso». El gobierno provisional se veía humillado y protestó por sus derechos y por lo acordado con la Alianza. Es un momento crítico, se jugaba la tutela del régimen político español. Incluso Francia pide a España que haga una amnistía. Se acusa a Angulema de ser excesivamente compasivo. Pero Francia no puede desdecir a un miembro de la familia real, por lo que busca una aclaración, que finalmente inutilice el decreto. Angulema directamente lo deroga, pero sosteniendo la necesidad de crear un clima más compasivo. Francia se había precipitado; no había aclarado competencias, entrando en conflicto con las autoridades españolas, que reclaman autonomía; y con los aliados europeos, que exigen unidad. Esto impide a los franceses rentabilizar políticamente ante Europa el éxito militar en España. El Decreto de Andújar resulta ser un documento definitivo en la historia de España evidenciando con sus consecuencias, entre otras cosas, que Francia no podía adueñarse de los destinos políticos de la España de la Restauración.

Fue en la Andújar de agosto, entre calinas y chicharras, la ciudad era brocal de la historia

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios