Los trabajos arqueológicos descubren parte de la antigua puerta del antiguo alcázar

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ CORRESPONSAL

Los trabajos arqueológicos junto a la Fuente Sorda descubren parte de la puerta del antiguo Alcázar de Andújar.

El Ayuntamiento valora «los excepcionales resultados» de esta intervención que servirá para impulsar otras actuaciones con el objetivo de poner en valor los vestigios de la zona.

El alcalde Pedro Luis Rodríguez, acompañado de los ediles de Patrimonio, Turismo y Obras, visitaron ayer la intervención arqueológica, ejecutada por el Consistorio para la puesta en valor de parte del recinto amurallado en la calle Alcázar, en el tramo comprendido desde la Fuente Sorda hasta el Altozano Deán Pérez de Vargas.

Estos trabajos han consistido en el desmantelamiento de los jardines de esta calle para la realización de tres sondeos de metodología científica con el objetivo de revelar la configuración arquitectónica de la unión de la muralla medieval con el torreón. El director de los trabajos, el arqueólogo andujareño, Maudilio Moreno, destacó los sorprendentes resultados de la actuación, «ya que se ha podido descubrir parte de la estructura del acceso al antiguo alcázar, desde la muralla, así como la cimentación de la Fuente Sorda, algo más alta de lo esperado», señaló Moreno.

Vestigios

El regidor afirmó que esta apuesta del Gobierno Municipal está permitiendo recuperar unos vestigios patrimoniales, «que datan del siglo XII, con la intención de convertirlos en un nuevo reclamo turístico para el municipio», anunció.

Rodríguez instó a la Junta de Andalucía a iniciar, lo antes posible, los trabajos en el Altozano Deán Pérez de Vargas, donde se encuentran los restos del alcázar, «ya que fue un compromiso del delegado provincial y complementaría el valor histórico y cultural de esta zona del casco histórico de Andújar, Bien de Interés Cultural», apostilló.