Un total de 440 litros de lluvia cayeron en el año hidrológico

Embalse del Encinarejo. /J. C. GONZÁLEZ
Embalse del Encinarejo. / J. C. GONZÁLEZ

Esta cifra se sitúa por debajo de la media en la zona y se suma a la tendencia de los últimos años, por lo que no ayuda al campo

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZANDÚJAR CORRESPONSAL

Un total de 440 litros cuadrados de lluvia cayeron en el último año hidrológico en el municipio, por lo que se sitúa por debajo de la media que son unos 600, según los datos que maneja el colaborador de la Agencia Estatal de Meteorología, Antonio Lomas.

Las estadísticas revelan que no llovió en la ciudad desde el Jueves de Romería, hasta el pasado Sábado de Feria, jornada en la que cayó la famosa tromba de agua. Estas cifras exiguas de agua han bajado el nivel de los embalses de la zona porque el Rumblar se halla al 42% y ha descendido 20 puntos con respecto al año pasado. Esta pantano abastece de consumo humano a varias localidades de la zona y de riego a los cultivos.

El Jándula solo alcanza el 26%. El Encinarejo es el que siempre suele estar más lleno porque genera electricidad, superando el 70%. Estos últimos años están siendo escasos de precipitaciones y este año se ha recogido incluso más agua que el anterior. Las intensas lluvias finales de invierno y principios de la primavera de 2018 salvaron de la catástrofe al campo.

Este mes de octubre se presenta, de momento, sin precipitaciones y uno de los grandes beneficiados es el algodón, que ahora se está recogiendo. De no llover en otoño, la cosecha de aceituna, sobre todo la de secano, se puede ver muy mermada. El ganado es otro perjudicado porque la falta de precipitaciones no les proporciona pasto.