La semana de San Miguel abordó los Sacramentos

Pedro Montesinos y Francisco Cano. / ISABEL RECA /
Pedro Montesinos y Francisco Cano. / ISABEL RECA

ISABEL RECAANDÚJAR

Con la celebración de la Eucaristía, oficiada por el párroco Pedro Montesinos ylos dos sacerdotes adjuntos Ángel Simón y Ángel Sánchez, culminó la Semana que la iglesia parroquial dedica a su titular San Miguel Arcángel lo largo de su VII edición, el tema que centró sus conferencias han sido los Sacramentos.

El diacono permanente, Andrés Borrego, explicó lo que son los Sacramentales, según el Catecismo de la Iglesia Católica, instituidos por ésta, a diferencia de los Sacramentos propiamente dichos, instituidos por Jesucristo. Desde las bendiciones a la religiosidad popular «preparan a los hombres para recibir el fruto de los Sacramentos y santificar las diversas circunstancias de la vida», dijo.

Francisco José Cano de Haro, maestro y futuro diacono permanente, hombre que proviene del mundo de las cofradías, concretamente de la Hermandad del Buen Remedio, trató de los Sacramentos que restauran la vida del cristiano, «sacramentos llamados de la sanación como son la Penitencia y la Unción de Enfermos».

También disertó de los que ayudan a la convivencia de la comunidad eclesial, sacramentos de servicio, como el Matrimonio, del que surge la familia, y el Orden Sacerdotal que supone personas consagradas, enviada a ejercer un servicio a la Iglesia. El Sacramento, subrayó, sea el que fuere, no debe quedar en una mera celebración, sino que tienen que ir más allá, integrarse en la vida cotidiana.

Manuel Carmona, rector de la iglesia del Sagrario de Jaén y profesor del Seminario Diocesano, se centró en los llamados Sacramentos de la Iniciación Cristiana, como es el Bautismo, seguido, «debiera ser» de la Confirmación, y la Eucaristía «domingo fiesta principal de los cristianos». Habló de los elementos, signos y símbolos, así como las diferentes frase que se pronuncian en la administración de estos tres Sacramentos que fueron analizados y desglosados minuciosamente por el conferenciante. También reseñó la importancia del sacramento de la Confirmación.