PRESENTACIÓN DEL PROYECTO DE REMODELACIÓN DE LA PLAZA DE ESPAÑA. / WEB AYUNTAMIENTO DE ANDÚJAR

UNA SEMANA, DOS ANUNCIOS

ISABE RECA ALTOZANO

Ha sido una semana de esas que impactan, aunque algo se rumoreaba. El afán de la Cofradía Matriz y su junta de gobierno porque la imagen de la Virgen de la Cabeza que se venera en la Basílica Real Santuario de Sierra Morena bajara a la ciudad de Andújar, era tal que al final, lo del dicho, el que la sigue la consigue, y el obispo de la Diócesis ha dado el beneplácito, dejando muy claro que esta bajada es ante todo y sobre todo un acto diocesano de agradecimiento Maternal.

Los años de pandemia de no romería ha hecho, pese a la celebración de este año, que sean muchos miles de iliturgitanos, los que por causa del covid 19 no se hayan podido desplazar hasta su bendito cerro, bien para darle gracias, bien para pedirle gracias. Así, a últimos del mes de octubre, día 22, mes del Rosario y hasta el 5 de noviembre, podremos disfrutar de su presencia, en la iglesia parroquial de Santa María, su sede por tradición cuando visita la ciudad, en esta ocasión, tras trece años de la última bajada. Como entonces, la posibilidad de que sean miembros de las cofradías filiales los que se vayan turnando, por la carretera, portándola en sus hombros, hasta el antiguo seminario, donde será la Cofradía Matriz, la encargada de procesionarla hasta el templo.

Su regreso a la Basílica, también como siempre, será por el Camino Viejo de Herradura. Quienes se sientan devotos y lo deseen de la comarca, la provincia y las provincias limítrofes, podrán acercarse hasta ella. El programa de actos, aun por concretar, tiene un acto central, el único por el que abandonará la imagen el templo, que es la Misa de Pontifical que se celebrará en la Plaza de España

Y es precisamente esta plaza, la que se ha convertido en el centro de la otra noticia, por el anuncio del Proyecto de Humanización y Peatonalización de la misma, junto a la de la Constitución. Un proyecto que, en principio ha sido bien acogido, aunque está por pulir, pues es algo a cien o doscientos años vista y cuyas obras deben empezar a finales del presente año 2022, lógicamente después de la bajada de la imagen de la Patrona anunciada, y deberá estar terminado al finalizar el año 2023, año electoral. Si la bajada

de la imagen de la Morenita es un tanto que se anota el actual presidente de la Matriz y su junta de gobierno, por mucho que hablen de las ganas de la ciudadanía, que las hay, el proyecto presentado lo quiere para sí el gobierno municipal, por mucho que el alcalde diga una y mil veces que desea que sea fruto del dialogo y la aportación de los vecinos, que sea con la participación de la ciudadanía, que no dudamos que así sea, pero que la iniciativa ha sido de los actuales dirigentes que quieren y apuestan por un determinado modelo de ciudad. De lógica, que las obras no darán comienzo hasta pasado el hecho descrito anteriormente y que habrá de cumplirse la normativa europea, cuyos fondos, a través del Gobierno Central, 1.700.000€, llegarán al Ayuntamiento de Andújar, después de que fueran pedidos hace un año.

El estudio del arquitecto iliturgitano Javier Rueda ha sido el encargado de la redacción del proyecto, por lo que nos felicitamos que sea un conocedor del sitio y de la carga histórica que el lugar tiene. Los que de momento no están demasiado satisfechos, hasta conocer las alternativas al tráfico rodado, son los conductores de vehículos rodados, pues la zona sólo permitirá servicios públicos y cocheras de residentes. No es Andújar ciudad de coche para arriba y para abajo, pero también es cierto que dejar todo el centro peatonal, incluido Centro Comercial Abierto, no es fácil de reestructurar la circulación. Pero doctores y normativas tienen las cuatro ruedas, como a partir de ya deben de tener los monopatines, pues está visto que con la normativa, ordenanza, no basta.