El alumnado tuvo su alfombra azul. / J. C. G.

Esta idea muestra como rompiendo estos clichés se pueden conquistas metas y logros

Romper estereotipos desde la niñez

Una película con su alumnado corona el proyecto 'Rompiendo Etiquetas' que aboga por tumbar las barreras que ha impuesto la sociedad por el sexo

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR

Ayer tuvo lugar el colofón al proyecto de innovación que ha desarrollado a lo largo de los tres últimos cursos el colegio público San Eufrasio, bajo la nomenclatura 'Rompiendo Etiquetas' con la proyección de la película 'Etiquetas' en los multicines de la ciudad.

 Esta iniciativa surgió porque gran parte del profesorado de este centro educativo, llevaba escuchando durante su trayectoria profesional anécdotas sexistas de su alumnado. Tras observar y recoger vivencias y anécdotas de su entorno, elaboraron un guión en clave de humor, que conformó el 'magma' de esta película que se ha convertido en su gran proyecto anual. El film, protagonizado por jóvenes estudiantes de este colegio, analiza diferentes escenas que hacen reflexionar sobre la educación diferenciada y sexista que ofrece la sociedad actual, por lo que pretende romper etiquetas y hacer reflexionar a la comunidad educativa de su existencia y de hacerles conscientes de la necesidad de romper con ellas. 

La directora del CEIP San Eufrasio, Mari Luz Toledano, indicó que las etiquetas se asocian al género, «que limitan libertades y sueños y queremos hacer conscientes a la sociedad que podemos eliminarlas». El alumnado acapara el protagonismo de las secuencias, «donde recogen escenas de su vida diaria y ellos fueron los que adaptaron el guión teatral al cine gracias a la ayuda de Raúl Muñoz», explicó la directora. Además, ellos también han montado las imágenes y han grabado los sonidos, aparte de la interpretación.

Las familias

Toledano afirmó que el mensaje de esta película ha llegado a las familias del alumnado del colegio, «que han ido observando todas la grabaciones que se realizaban, a la vez que mostraban su sorpresa, por lo que estamos muy orgullosos de la realización de este proyecto», confesó la directora. Toledano constató como esta iniciativa ha ido calando entre los padres y las madres de los alumnos, «aunque desde el profesorado se tiene que poner en práctica el tema de la coeducación, vimos como en la sociedad imperaba el patriarcado en sectores de nuestro alumnado». A partir de entonces, toda la comunidad educativa vio la necesidad de romper esta tendencia, que derivó en la creación de este proyecto 'Rompiendo Etiquetas', que a tenor de las impresiones de Mari Luz Toledano ha sido muy fructífero, «por ejemplo hemos visto como ya son conscientes de que el fútbol no es solo un juego para los chicos o en sus casas alientan a los padres a que también se impliquen con sus madres en las tareas del hogar», explicó la directora. Ella misma lo ha comprobado con sus hijos cuando han visitado la casa de sus abuelos.

Este proyecto 'Rompiendo Etiquetas' también ha desarrollado otras actividades como la creación de una comparsa contra la violencia de género y tertulias musicales y literatura. «Nuestro proyecto educativo está impregnado por la coeducación», apostilló Toledano.

El colegio público San Eufrasio, que aglutina en su alumnado a varias etnias y culturas, ya consiguió varias distinciones a nivel nacional por su proyecto de Comunidad de Aprendizaje, gestado hace ahora cuatro años, con la idea de ampliar la interacción del centro con las familias y la localidad. Esto solo fue el pistoletazo de salida a un cambio radical del centro y en el nacimiento del proyecto 'El laberinto del alma'. La misión primordial que persiguió fue la integración social del barrio donde se integra el colegio San Eufrasio donde todo el mundo aportó en la educación de sus escolares. La Consejería de Educación proyecta la construcción del nuevo colegio San Eufrasio, justo al lado del IES Jándula.