Estatua de Antonio González Orea en el Altozano La Marquesa, justo al lado de donde vivió el insigne escultor. / JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ

Recuperando, que es gerundio

«La pasada semana se daba un paso más y se recuperaba para el municipio y España en general y el mundo entero, porque tiene carácter internacional, la Bienal de Escultura «Antonio González Orea» que es uno de los artistas de mayor relevancia en el panorama artístico nacional del siglo XX»

ISABE RECA ALTOZANO

Todo es posible si se trata con voluntad. Hubo un tiempo en el que la Cultura fue santo y seña de la ciudad de Andújar, con el lema de 'Andújar, una ciudad para la Cultura, que culminaba con un acto solemne de reconocimiento y entrega de premios y galardones a quienes habían optado a ello o se habían significado en esta área, a lo largo del año. Luego, como suele ocurrir tristemente en esta localidad, se viene perdiendo paso a paso, hasta desaparecer. Al día de hoy y parece que con más voluntad política, que interés, se van recuperando algunas de aquellas facetas y otras han venido a suplir aquellas carencias. Los conciertos en parios y plazas en primavera, a los que siguen la música en los parques viene siendo una de esas facetas que atraen a los amantes de la música y sobre todo a los grandes aficionados. Pero he aquí, que el área de Cultura es algo mas, de ahí también la potenciación de visitas y actividades en torno a los museos.

Sin embargo, queda aún mucho por recorrer hasta alcanzar aquel nivel cultural de antaño. La pasada semana se daba un paso más y se recuperaba para el municipio y España en general y el mundo entero, porque tiene carácter internacional, la Bienal de Escultura «Antonio González Orea» que es uno de los artistas de mayor relevancia en el panorama artístico nacional del siglo XX. Aunque el fallo será ya en enero de 2023, después de doce años que se perdiera, es algo muy positivo, pues pretende poner en valor la figura de este escultor iliturgitano en su novena edición, la primera fue en 1994 a la vez que dedicada a la figura de Miguel Hernández, con motivo del centenario de su muerte, por lo que a diferencia de ediciones anteriores, se tratará de un proyecto para la ejecución de una escultura en bronce sobre el poeta para la ciudad de Andújar.

También ha variado su cuantía, que será por aquello de que todo está más caro, se ha tasado en la sustanciosa cantidad de 7.500€, 1.500€ más que las anteriores. Para quienes lo desconozcan o hayan olvidado Antonio González Orea fue un escultor iliturgitano, que da nombre al Museo de Artes Plásticas de la ciudad y es uno de los artistas de mayor relevancia en el panorama artístico nacional del siglo XX. Su producción llega a obras repartidas por todo el mundo, destacando sus monumentos al aire libre, como la virgen de la Paz en el entorno del Santuario de la Virgen de la Cabeza o el alusivo a la batalla de Las Navas de Tolosa en La Carolina,

Pero también la Cultura, o mejor expresado, actos culturales están ayudando a paliar y sobre todo a no dejar desierta la ciudad como los programas 'Música en los Parques' y 'Flamenco en los Barrios 'con la idea de refrescar las almas y hacer pasar un rato agradable a la ciudadanía, porque lo que es el cuerpo, con las fuentes apagadas, como en el caso de las de Las Vistillas, no se entiende Como no se entiende el que la estación de autobuses y la piscina cubierta se hallan en el limbo administrativo ,problemas surgidos en los procesos de licitación han mermado sus prestaciones, mientras se buscan soluciones.

Dos servicios tan importantes que se prestan en la ciudad, como es el de la estación de autobuses y de la piscina cubierta, no pueden estar en el aire, y todo porque sus últimas licitaciones han quedado desiertas o se han paralizado, lo que ha desatado el debate político en la ciudad y la preocupación de los usuarios que están viendo como merman las posibilidades de ambos servicios. No teníamos bastante con el recorte de trenes, para que ahora aumente también el de los autobuses, y luego queremos que se use el transporte público. A lo que hay que añadir las quejas en el transporte urbano, con unas líneas y horarios que no acaban de satisfacer a los usuarios o posibles usuarios. Y no digamos ya del «sueño» de la línea al Santuario; historia para no dormir.