Estado actual de las fuentes del parque. / J. C. GONZÁLEZ

Quejas vecinales ante lo que consideran un descuido del parque de Las Vistillas

El presidente del colectivo vecinal de la zona pide que se acaben con los vandalismos y el funcionamiento de las fuentes

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR

Los vecinos de la zona del parque de Las Vistillas y de la barriada de San Bartolomé exigen más control y cuidado en el parque, «ante los actos vandálicos que sufre», señala el presidente del colectivo vecinal de este entorno, Rafael Palomares. En este aspecto reclama más vigilancia, «por aquí podrían pasear la Policía Local porque se llevan los aparatos que aquí ponemos», indica. También reclama que los perros los lleven amarrados y controlen el arrojo de los excrementos. «Por aquí ni siquiera pasan los concejales», lamenta.

Fuentes

El presidente de la asociación de vecinos San Bartolomé-Vistillas dice no entender que no funcionen las fuentes de la zona en una ciudad como Andújar, que está alcanzando las máximas temperaturas, «para que la gente se pueda refrescar», conmina. Agrega que están sucias, y como tiene agua estancada huelen mal yo creo que esto no le puede suponer un coste alto para el Ayuntamiento, que debe de velar por el bienestar de sus vecinos y vecinas», propuso. Palomares ha venido defendiendo que la piscina municipal incluso abra antes y se cierre más tarde, «para que mucha gente que en Andújar no tiene poder adquisitivo por falta de industria y porque ahora sufre los efectos de la subida de la luz pueda disfrutar de un chapuzón», reclamó.

Rafael Palomares también criticó la falta de aparcamientos que existe en toda la zona de la barriada de San Bartolomé, las inmediaciones de los parques de Las Vistillas y Colón y en este sentido se ha hecho eco del enfado de los vecinos del entorno por la instalación de la zona azul, «se quejan con mucha razón porque muchos de ellos no tienen cochera y se les ha creado un problema, porque esto les cuesta dinero al no tener poder adquisitivo y además tampoco facilitamos que vengan a comprar y consumir con esta medida». Palomares se explica el porqué de exista una desafección con la política y una preocupación de los dirigentes por la alta abstención que se avecina este domingo. «Es que no están con los problemas de la gente y por tanto se desencantan», apostilló Palomares.