La tradición del Día de Todos los Santos

La tradición del Día de Todos los Santos
  • Hoy jueves, día 1 de noviembre, celebramos una vieja tradición, en este caso de ámbito nacional, la Festividad de Todos los Santos. Eso sí, en cada pueblo o ciudad de forma diferente, ahí está la riqueza de las tradiciones españolas, en la variedad. En Andújar, la "huida" masiva a la sierra es la nota más característica, hasta el extremo de que, si el tiempo no lo impide, será una ciudad desierta. Migas, chorizo, morcilla y panceta llaman a una "inyección de colesterol", que se completan con esa gachas de la abuela, que dicen te permiten estar guapa una cantidad de días equivalente a la cantidad consumida. No será el día siguiente, donde el Día de los Difuntos, antaño fiesta local en esta ciudad, se destina a la visita de los iliturgitanos al cementerio, convirtiendo el lugar en una concentración, incluso de los que ya no habitan en nuestra localidad, por honrar a los que nos dejaron.

Frente a estas dos ancestrales costumbres, hoy desde centros educativos y similares, se potencia y se celebra el "jaloguin", con sus brujitas y todo. Vale como excusa, como en el caso del museo, aprovechar para explicar a los más pequeños, de forma didáctica, los ritos funerarios de íberos y romanos. Buena manera de retrocedes en la historia, aprovechando las modernidades y así al menos algo es algo.

Basándose en esta premisa de utilizar lo novedoso para dar a conocer lo antiguo, bien podría aprovecharse para, de camino, inculcarles el gusto por lo tradicional. En concreto, y dado la existencia de la Casa del Alfarero, sería bueno potenciar que los más pequeños se llenasen las manos de barro y crearan sus cacharros. Porque esta visto que no basta el taller de cerámica para que nuestros ceramistas sientan no ya la crisis, que es unánime, sino lo poco o nada que desde las administraciones se hace porque la cerámica de Andújar, aquella que un día fuera conocida, prácticamente en todo el mundo, hoy viva sumida en la oscuridad, sino en la más profunda, pero sí que en oscuridad, mientras desde ámbitos fuera de Andújar se potencia, y bien, la de otros puntos de la geografía jiennense. Una vez más hay que subrayar que con el esfuerzo municipal sólo, no basta, se requiere de la implicación provincial, autonómica y porqué no, nacional.