P. Reyes Castaño: "Cuando voy a mi estudio a pintar digo que voy a las misiones"

P. Reyes Castaño: "Cuando voy a mi estudio a pintar digo que voy a las misiones"
  • Hasta el día 15 del mes de junio, en la sala de exposiciones de la Hospedería de la Basílica y Real Santuario de la Virgen de la Cabeza, se ofrece una exposición solidaria con las Misiones de Madagascar. Bajo el titulo "Las tierras de Jaén y sus olivareros", el trinitario P. Reyes nos ofrece una colección de 45 obras, junto a otros temas sociales y religiosos.

P.- ¿Cuánto tiempo dedicado a la pintura?

R.- Llevo relativamente poco tiempo. He tenido siempre mucho trabajo y muchas responsabilidades dentro de la Orden Trinitaria y ha sido imposible dedicarme a ella. Ahora porque estoy jubilado.

P.- Pero, ¿y la afición?

R.- Puedo afirmar que mi vocación primigenia es el dibujo y la escultura. Desde niño, un folio y un lápiz para dibujar y el barro de los charcos, para modelar, me servían para reproducir todas las imágenes de la iglesia. Siempre he sido muy religioso.

P.- ¿Cómo es posible que hasta ahora no haya realizado nada concreto?

R.- No. En mi época de estudios o durante mi periodo en activo, siempre que ha habido que hacer algún diseño para boletines, ensayos o lo que fuera, ahí estaba yo. También he ilustrado artículos.

P.- ¿ Y los cuadros de la exposición?

R.- Tengo, reconozco, una habilidad pasmosa para pintar. Los 45 de la colección han sido realizados, en su mayoría, a lo largo de tres años .Los he pintado en mis ratos libres.

P.- ¿Por qué el sentido benéfico?

R.- Se debe a mis compañeros en las misiones. Son cuadros económicamente baratos, porque quiero ser misionero desde aquí, con mi trabajo. Cuando voy a mi estudio a pintar, digo que voy a las misiones. Con su venta pretendo que se lleve a cabo obras sociales en las misiones trinitarias. Y he expuesto en la hospedería porque creo que es un lugar de venta más fácil

P.- ¿Qué técnica o técnicas emplea?

R.- En mi época de Roma, estudie la acuarela y realice prácticamente todas las de la Capilla Sextina, que dejé en Antequera. Después me he dedicado al óleo.

P.- ¿Y la temática?

R.- El retrato se me da bastante bien. En la muestra hay un cuadro con la imagen de la Virgen y la Trinidad, en el que los niños, con permiso de sus padres, son del colegio. También obras religiosas clásica, copias, pero con alguna modificación. Los paisajes son de Cazorla, Segura de la Sierra y del Valle del Guadalquivir. Me gusta cualquier tema, incluso he recogido de los horrores de la guerra y sus efectos.

P.- ¿Tiene algún maestro?

R.- Aunque soy autodidacta, los pintores costumbristas, Zabaleta y Tiziano.

P.- ¿En que otros lugares hay obras suyas?

R.- En Alcázar de San Juan, todas las obras de nuestra iglesia. También en Iznatoraz hay 19 cuadros míos y por ocho iglesias más. Lo último ha sido el diseño para unas vidrieras en una iglesia de Jaén capital que están apunto de montarse.