Nace la asociación de vecinos El Camping de Andújar

El objetivo primordial es acabar con el deterioro que apunta la directiva a que sufre este entorno tan emblemático de la ciudad

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR

La ciudad va a contar en breve con un nuevo colectivo vecinal. Acaba de gestarse la asociación de vecinos El Camping de Andújar, que no solo va a aglutinar a los vecinos de los bloques de la plaza del Antiguo Camping, sino de las calles adyacentes Molinillos, Las Monjas y Pablillos, entre otras.

El germen de este colectivo se remonta a aquellos aplausos del confinamiento, que los vecinos le tributaron a los sanitarios en la época más virulenta de la pandemia y a los conciertos que ofreció el pianista Antonio Pareja (también se ha enrolado en la directiva) que amenizó a los vecinos. La que será presidenta de este colectivo Lidia Pérez, ha señalado que el deterioro, dice, sufre la Plaza del Camping y su entorno, ha motivado la constitución de este colectivo, que está cerca de su formalización y que se dará a conocer en breve.

Vandalismo

Lidia Pérez ha denunciado que este zona de la ciudad es objeto de actos vandálicos, sobre todo en la época de verano. «Hemos tenido que llamar en numerosas ocasiones a la policía, porque se queman la arboleda y los contenedores y los coches pasan a una gran velocidad», relata Pérez. Los vecinos, y la ciudadanía en general, también dicen que han sido testigos de como allí se arrojan petardos, que generan un gran ruido e impacto en la zona. Pero los vecinos reclaman más cuidado de este enclave, que controlen a lo perros. «Al ser un parque que es frecuentado por niños y niñas que suelen tener miedo a estos perros», demanda la presidenta de este colectivo vecinal.

Las personas que habitan en este entorno también piden la eliminación de los malos olores, la erradicación de la suciedad y el arreglo de la solería, por el deterioro que presenta y un mejor estado de los juegos. Lidia Pérez aboga por un mayor respeto y cuidado de una zona que tiene un enorme valor simbólico ya que allí se enclavó el añorado camping de primera categoría y ahora alberga al Teatro Principal, que por cierto, los vecinos han asistido a como ha sido objeto de actos vandálicos.