MÁQUINA JAMEPLA

Lo mejor, nuestros empresarios

La empresa iliturgitana de mecanizados Javier Camello S.L. ha recibido la marca Corazón Andaluz que otorga la consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior

ISABEL RECA ALTOZANO

Que en Andújar la clase empresarial es de lo mejor que tenemos, no hay ni que dudarlo. En tiempos difíciles, ya sea de crisis o de pandemia, ahí están ellos para tirar del carro y salir adelante, ya sean mediana o pequeña la empresa. Si no fuera por ellos, difícil lo iba a tener este pueblo, donde la agricultura y la ganadería han ido perdiendo terreno y no digamos ya la industria, sobre todo grandes industria que se perdieron las que existieron y las que anunciaron nunca llegaron.

El ejemplo de que esto es así, y unas veces con las ayudas de las Administraciones y otras por todo lo contrario, ahí están, creando puestos de trabajo, que son las que realmente los crean y posibilitando el desarrollo de la ciudad. El caso negativo ya lo vivimos hace algunos meses, cuando asistíamos al desagradable hecho d que una de nuestras grandes empresas tuviera que ampliar sus instalaciones en terrenos de la vecina oblación de Marmolejo, por no facilitarle la Administración local lo necesario; creo que como en otros tiempos, durante años, no se nos va a olvidar. Ahora ha venido lo positivo, en este caso de la mano de la Administración Autonómica, la Junta de Andalucía a la empresa iliturgitana de mecanizados Javier Camello S.L. ha recibido la marca Corazón Andaluz que otorga la consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior.

Con este distintivo la administración autonómica ha distinguido la amplia trayectoria industrial de esta empresa que destaca por su exportación internacional de la despalilladora «Jamepla» que comercializa en países como Argentina, Chile, Sudáfrica, Australia, Turquía, Portugal, Italia y Grecia. el valor del tejido industrial y empresarial del municipio así como de la aportación de sus trabajadores y emprendedores queda patente con empresarios y empresas como ésta, líder en el sector de la innovación, un ejemplo y un impulso para el desarrollo socioeconómico de Andújar del que estamos tan necesitados. Desde que a mediados del pasado siglo esta empresa se implantara en la ciudad, con unos hijos de Andújar, no ha hecho sino innovar y crecer en el campo de la maquinaria, a la vez que colaborar con cuantos proyectos formativos han surgido de los centros de enseñanza locales A partir del año 2000 con la invención, patentado y desarrollo de su maquinaria original «Jamepla» la empresa da un vuelco y comienza su expansión y actividad exportadora. Se trata de una maquinaria que sirve como complemento para la limpieza total de la aceituna y que se ha extendido posteriormente a la limpieza en la recolección de nueces, almendras y pistacho.

En la actualidad, sigue adecuando ideas, para optimizar todos los procesos de limpieza de la recolección y molturación del fruto. Con la marca Corazón Andaluz que pretende favorecer la promoción de productos de Andalucía, contribuyendo a incrementar y consolidar la presencia del tejido empresarial y productivo andaluz en los principales mercados de ámbito regional, nacional e internacional, la empresa iliturgitana se verá promocionada aún más, alcanzando unos niveles de los que son realmente merecedores.

Pero también la Junta de Andalucía anda haciendo meritos para que se le reconozca, esta vez a la inversa, los meritos para con la ciudad. Volviendo a aquella lista de casi medio centenar de reivindicaciones, ya van quedando algunos menos. Además de las reseñadas ya en este espacio, vemos como el emblemático colegio público Capitán Cortes, ve al fin su sala de usos múltiples que se andaba requiriendo desde el pasado siglo, pero que con sello de oficialidad desde2011. Son ya cinco los millones de euros que la Consejería de Educación destina a Andújar y así lo hizo saber el Delegado en Funciones, que no Territorial como siguen denominando algunos, quizás por despiste, Jesús Estrella, que hasta la ventanas del llamado instituto viejo van a ser cambiadas después de sesenta años de la inauguración del centro. Un poco más y cumplen el centenario.

El otro, el Jándula, como el nuevo, ha tardado menos en poder ver su ampliación, claro que estaban en el mismo lote. Y Aunque esto lo haga la Administración Autonómica, porque es sus cometido, lógicamente, porque es de agradecidos, produce satisfacción en el gobierno municipal, y así lo manifestó la concejal Alma Cámara, sin dejar de reivindicar lo que queda todavía, porque las relaciones también, sino han cambiado del todo, si que van cambiando y es de agradecer, por el bien de la ciudadanía.