El médico de Andújar que suplica a la Junta que no le jubilen

El médico Antonio Lerma./IDEAL
El médico Antonio Lerma. / IDEAL

La gerencia del Distrito Sanitario Jaén Norte le obliga a jubilarse, pero el médico no quiere. «Si hubiera gente suficiente para trabajar soy el primero que me voy y doy paso a los jóvenes, pero no es así»

L. V.

A lo largo de la vida laboral, muchos cuentan con desazón los años que les quedan para jubilarse. Los que se van acercando, llevan la cuenta con más rigor, y con más desesperación, claro. Pero en todo hay excepciones, también aquí. El doctor Antonio Lerma, que trabaja en el Centro de Salud Virgen de la Cabeza de Andujar, es el más claro ejemplo de ello. La gerencia del Distrito Sanitario Jaén Norte le obliga a jubilarse, pero el médico no quiere. «Si hubiera gente suficiente para trabajar soy el primero que me voy y doy paso a los jóvenes, pero no es así. En este centro están solicitando a dos médicos de Perú para traerse y llamando a otro que está de baja para que se reincorpore. Yo estoy genial, los médicos podemos dejar de hacer guardias a los 55 años, y yo sigo haciendo a mis 66, me considero útil para el país, me encuentro bien. Disfruto trabajando, para mi no es un castigo, es un premio», recalca.

Según indica, cumple los estándares exigidos por la Junta y no tiene «demora», ya que atiende «a todos los pacientes, con y sin número». «Me quieren jubilar forzosamente y no quiero. La excusa que ponen es que hay médicos suficientes, pero no es así. Los pacientes me dicen que no quieren que me vaya, pero qué puedo hacer yo», lamenta. De hecho, recuerda que muchos de los profesionales extranjeros que se contratan no cuentan con título homologado ni especialidad, mientras que él lleva siendo médico de familia desde hace casi 40 años.

Por otro lado, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, anunció recientemente que una de las líneas que desarrolla su departamento consiste en ofrecer la jubilación voluntaria flexible a los profesionales sanitarios hasta los 70 años y no a los 65 años como sucede ahora -o 67 en algunos casos-, sobre todo en zonas de difícil cobertura, pero Antonio Lerma teme que la medida pue llegue cuando ya sea tarde para él. Por ello, su compañero Paco Martínez, enfermero del mismo centro, ha comenzado una campaña de recogida de firmas a través de Change.org para enviarlas a la Delegación de Salud de Jaén, para apoyar a «un profesional con la experiencia y capacidad del doctor Lerma Domingo, que expresa su deseo de continuar su labor asistencial, y no se le permite, y que será jubilado, si no cambia la resolución, el día 26 de mayo de este año». Antonio Lerma, por su parte, presentará un recurso la próxima semana.

El médico ha trabajado en Granada, Guarromán, Jaén capital y Andújar. Cuenta con dos máster, en Sexología y en Daño corporal, y lleva en el mundo laboral desde los 16 años.