El pantano de Rumblar (abastece a riegos y consumo humano) se halla el 65%

La lluvia de abril alivia la escasez de agua en los campos

Las lluvias han dejado una sierra espectacular. /J. C. GONZÁLEZ
Las lluvias han dejado una sierra espectacular. / J. C. GONZÁLEZ

Entre 80 y 100 litros han caído en el municipio (en la sierra cayó más agua) y el año hidrológico es escaso, pero no peligran los cultivos

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDUJAR CORRESPONSAL

La lluvia fue generosa con el municipio durante el pasado mes de abril, con la caída de 81 litros en el casco urbano y algo más de 100 en la sierra, que presenta en estos días una profusa y voluptuosa vegetación. El año pasado cayó 236 litros en esta época del año, lo que supuso la salvación de los cultivos, porque el invierno y el otoño fueron muy secos.

El año hidrológico lleva registrados 330 litros, una cifra que para el colaborador de la Agencia Estatal de Metereología, Antonio Lomas, es «escasa y deficitaria», aunque reconoce que las últimas lluvias han paliado la escasez de agua que asolaban a los campos. En este mes de mayo no se vislumbran precipitaciones «pueden producirse algunas tormentas», indica Lomas. Durante la jornada de hoy se producirá un leve descenso de las temperaturas que empezarán a repuntar mañana viernes y, ya para el fin de semana, se alcanzarán valores veraniegos, porque el mercurio rozará los 37 y 38 grados. El martes empezará el alivio térmico, aunque no se no prevé que el termómetro baje de los 30 grados.

Embalses

Respecto a la capacidad de los embalses de la zona. El nivel del Jándula ha bajado hasta el 49% de su volumen. El pantano del Rumblar se mantiene dentro de unos niveles óptimos, con la cifra del 65% que permite estar aún tranquilos a los consumidores y regantes.

El jefe del Servicio de Explotación de la Comunidad de Regantes del Rumblar, Rafael Delgado, ha señalado que el agua que ha caído en este último mes y medio ha permitido ahorro de gastos a los integrantes de la comunidad «no hemos tenido que sacar agua en este espacio de tiempo». Delgado añade que los cultivos de la zona se hallan ante unas buenas perspectivas de cosecha, tanto el olivar, como los cereales y las hortalizas, sean de primavera o verano.