Actividades de piragüismo y baño en el pantano del Encinarejo, durante el campamento. sayr ingeniería / SAYR INGENIERÍA

Los jóvenes profundizan en los valores ambientales del entorno del pantano del Encinarejo

La inclusión del campamento en la zona en el programa formativo incentiva el aprendizaje y en el respeto a su variedad natural

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ EMBALSE DEL ENCINAREJO (Andújar)

ndújar. La fórmula del campamento de verano, que se ha incluido como novedad en el programa de formación ambiental para este verano, han tenido un gran impacto, porque los monitores y los participantes se han adentrado y han conocido, a través de la diversión, en los valores ecológicos y medioambientales que reúne el embalse del Encinarejo y sus alrededores.

El pasado fin de semana se desarrolló la segunda y última edición de esta iniciativa, donde se ha involucrado con el área municipal de Medio Ambiente el colectivo medioambiental Ameco. Su presidente, Emilio Rodríguez, ha resaltado la realización de una ruta nocturna con una dinámica orientativa, «se ha realizado una exploración de la fauna, con la búsqueda de plumas de aves, el rastreo de huellas y excrementos de ciervos y de linces». Rodríguez incidió en que los chavales participantes en las dos ediciones (la primera tuvo lugar el último fin de semana del mes de julio) han valorado e interiorizado las potencialidades que encierra el parque natural Sierra de Andújar. «Además se han entretenido con los talleres y las actividades», remarcó.

Conocimiento

Esta iniciativa ha propiciado, por tanto, el conocimiento de los más pequeños sobre la fauna y flora del parque natural y les ha ayudado a descubrir todas las técnicas para adaptarse al medio, construyendo sus propios refugios. Este programa estrella del campamento se ha enmarcado dentro de un abanico de actividades del programa formativo medioambiental, que ha pretendido ofrecer alternativas de ocio al aire libre, saludables y respetuosas con el entorno, y que ha tenido como epicentro un espacio natural de calidad como la playa del Encinarejo lugar de ocio y de recreo para bañistas de la ciudad y de localidades cercanas.

También ha buscado el fomento del cuidado y el respeto por el medioambiente y potenciar el disfrute familiar en la naturaleza en una zona como es el entorno del Encinarejo, que pretende la consecución de la 'bandera azul' y que paulatinamente va mejorando sus equipamientos e infraestructuras como la instalación de casetas de socorro y de baños torreta de vigilancia, aljibe, depuración, acondicionamiento de aparcamientos, paneles de señalización e información, servicios de socorrismo e implantación de medidas de prevención de incendios. El reto es determinar la calidad de las aguas con l eliminación de las algas que se acumulan.