La Fundación Cuidar y Curar quiere terminar la residencia en el verano de 2020

PROYECTO DE REMODELACIÓN. /J. C. GONZÁLEZ
PROYECTO DE REMODELACIÓN. / J. C. GONZÁLEZ

El arquitecto andujareño Jaime Pérez será el encargado de la reforma del Antiguo Seminario

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDUJAR CORRESPONSAL

Responsables de la Fundación Cuidar y Curar y el arquitecto responsable de la reforma del Antiguo Seminario, Jaime Pérez, explicaron ayer en el hotel Del Val, el proyecto del Complejo Asistencial que se va crear en este edificio emblemático de la ciudad.

La Fundación transmitió que esta iniciativa «es muy beneficiosa para la ciudad», y añade que viene a cuidar a los ancianos «cada un con sus atenciones específicas». Constató que le avala su trayectoria en varios municipios y recordó que integra a 300 trabajadores. Los responsables han quedado maravillados de la «versatilidad y capacidad de este edificio». Una de las misiones principales de esta Fundación es la atención integral, donde pretende situar a la persona en el centro de todos los procesos con una gestión sociosanitaria de vanguardia.

El arquitecto Jaime Pérez se mostró orgulloso de emprender un proyecto de este estilo «en un edificio de tan marcada importancia en la población», señaló. Pérez situó al edificio del Antiguo Seminario en el Movimiento Moderno Andaluz. Se construyó en el año 1965 y como explicó Pérez, se trata de un edificio muy racionalista. «Al estar muchos años sin vida, se ha deteriorado con un estadio de conservación malo por lo que necesita un uso», instó.

Características

Jaime Pérez que el Complejo Socioasistencial «encaja perfectamente con su mantenimiento». Indicó que un pasillo vertebrará todos los volúmenes de la zona donde se va a actuar «se mantienen las zonas comunes y se adecuarán salas de espera y las habitaciones», desgranó. Los módulos de estos centros asistenciales irán divididos de 60 en 60 plazas «para que se aprovechen más los espacios», dijo Pérez. El proyecto va a contemplar el mantenimiento del acceso interior al edificio y del pasillo principal. La distribución de la planta primera será similar a los dormitorios del Antiguo Seminario.

El proyecto contempla la creación de 120 plazas y la creación de 100 puestos de trabajo en la ciudad. La inversión prevista es de tres millones de euros. El proyecto no contempla una actuación en el salón de actos y en la capilla (propiedad del Obispado) y en la zona reservada por el Ayuntamiento al Museo de la Romería.

La Fundación Cuidar y Curar está pendiente de la autorización de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social. Una vez que se le de el visto bueno al proyecto, empezarían las obras a finales del verano, por lo que en el verano del año 2020 podría estar lista. Tanto la Fundación como el arquitecto le quieren poner empeño al proyecto por las expectativa de empleo que ha generado en la ciudad y la zona.