Caballistas bien ataviados por la zona de Vistillas. / J. C. GONZÁLEZ

La Feria iliturgitana se entrega a las tradiciones más enraizadas de su ciudad

El I Paseo a Caballo por el casco urbano con el fin el ferial dan vistosidad y tipismo a la celebración que tuvo visita institucional con la presencia del consejero de la Presidencia, Antonio Sanz

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR

La Feria iliturgitana se ha entregado hoy sábado a sus tradiciones más enraizadas y se ha abrazado a la ciudad, la gente y sus calles.

Y lo ha hecho este al mediodía con el I Paseo a Caballo por el casco urbano, que partió del Parque de Colón y concluyó en el recinto ferial que se ambientó y ganó en tipismo con el más de centenar de equinos que participaron. «Esto se venía pidiendo hace tiempo por la tradición que tiene el mundo del caballo en la ciudad y ha contribuido al engrandecimiento y vistosidad de la Feria porque la ciudadanía ha disfrutado», comentó a IDEAL el concejal de Festejos, Lucas García.

A este nuevo evento contribuyó la creación de la Asociación Ecuestre de Andújar, presidida por Manuel de la Torre quien alabó las actividades que se van a celebrar también hoy en torno al mundo del caballo, «que vea el trabajo que se realiza a lo largo del año», dijo.

Visita institucional

La Feria de Andújar ha recibido una importante visita institucional. Hasta el recinto llegaron el consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Antonio Sanz, su viceconsejero, Tomás Burgos;el delegado del Gobierno en Jaén, Jesús Estrella y la flamante delegada de Salud, Elena González, quien estuvo acompañada del presidente provincial del PP, Erik Domínguez y de cargos institucionales y orgánicos del partido. Sanz se congratuló en sus declaraciones a los medios de volver a la ciudad, que tanto ha visitado en sus distintos cargos institucionales, sobre todo por la romería y alegró del regreso de la Feria.

El jerezano Sanz comprobó como el mundo del caballo está enraizado en la ciudad, como en su tierra natal, departió con representantes de las casetas y degustó la gastronomía de la zona en la caseta del PP, cuyos militantes están espoleados por los últimos resultados.