Ambiente nocturno en la Caseta de la Peña Taurina. / josé carlos gonzález

Una Feria de todos y para todos

«Había ganas de divertirse y así, desde el primer día»

ISABEL RECA altozano

Cuando esta columna va la luz, estaremos a horas vistas de poner punto y final a la Feria de Septiembre en honor del Patrón San Eufrasio.

Los fuegos artificiales que, desde el sábado se encuentran sometidos a cambio de horario por si la climatología no los permitiera, pondrán el broche de oro a una feria que, como anunciara el alcalde, en su presentación oficial, ha sido de todos y para todos, que no de toros. Había ganas de divertirse y así, desde el primer día, que aquí llamamos 'prueba de la luz', pero que es el encendido del alumbrado del recinto, la afluencia fue numerosa y trasnochadora. No podía ser menos las jornadas siguientes de viernes y sábado, en horario de mañana y tarde, pese al calor que ya apuntó el sábado y remató el domingo, haciendo bajar la afluencia al recinto, mientras las calles del centro y las que proliferan bares y restaurantes, se vieron más concurridas.

Se ha dejado notar el mayor espacio asfaltado y es de agradecer el entoldado y el microclima. La gratuidad de las actuaciones y la presencia de la dj iliturgitana B. Jones hicieron poner a tope las casetas municipal y de la juventud. No se pueden quejar los llenos de algunas de las casetas particulares, que contaron con sus propias y animadas actuaciones. Al parecer, no cabe decir lo mismo de la novedad de concentrar algunas de las casetas de peñas, con un espacio conjunto; no ha sido un acierto, aunque haya supuesto un ahorro económico. Las casetas de las diferentes peñas tienen cada una su ser característico y su idiosincrasia, que en la feria deben mantener y potenciar, otra cosa fue aquello de la plaza cofrade en su día, que consistió en albergar en una zona concreta, todas las casetas relativas a cofradías y las peñas y el sentido que se le ha dado es otra cosa.

La feria de todos, no ha sido la fiesta de toros. Ya dijimos que el centenario coso iliturgitano se merecía otro cartel y sobre todo otra ganadería; sentimos no habernos equivocado y es de esperar que en la próxima cita se afinen no ya los astados, sino todo el cartel. Por el contrario, la iniciativa del mundo del caballo fue buena y los caballistas y enganches respondieron en número y buena organización. Echamos en falta, como ya también lo avisamos, los trajes de flamenca y no vale como excusa el calor reinante, pues más calor pega el traje corto de los caballistas y hay que subrayar, por honor a la verdad, que eran más ellos los perfectamente ataviados que las féminas, con las de trajes de volantes que hay colgados en los armarios de esta ciudad. Pase para ser la primera convocatoria de manera formal, enhorabuena a la organización y a pulir y mejorar para las próximas ediciones.

Y como la feria era para todos, no faltaron políticos en el recinto ferial. El sábado al mediodía lo hacia la plana mayor del PP andaluz y provincial, con el consejero de presidencia Antonio Sanz a la cabeza, acompañado por viceconsejeros, delegados territoriales, presidente provincial y demás, que respondieron a la invitación del delegado del gobierno de la Junta e iliturgitano Jesús Estrella y de su portavoz en el Ayuntamiento Francisco Carmona. Ayer domingo era el PSOE el que invitaba a su caseta al senador por Jaén José Latorre y a la portavoz en el parlamento andaluz Ángeles Ferriz, por parte de su secretario local y alcalde Pedro Luis Rodríguez. Ni que decir tiene que pese a la fiesta, el momento fue aprovechado por unos y otros para su causa política. Los populares, dado las personalidades desplazadas, aprovecharon para un recorrido por las casetas del ferial, con baño de masas, saludos y convivencia con peñistas de distintas entidades. En sus declaraciones políticas, predominaron las perspectivas de la próximas municipales y como no, la conquista de la Diputación Provincial por parte del PP, por parte del presidente provincial Erik Domínguez, que dan por seguro en la próxima convocatoria con el trabajo bien hecho de cargos y militantes del partido.

Mientras Sanz elogiaba al gobierno del «dialogo» de la Junta y de saber dar respuestas a las necesidades de los andaluces, subrayando el otro tipo de gobernar, respecto a los gobiernos del PSOE, incluso ahora con mayoría absoluta. Los socialistas, arropados por sus militantes y simpatizantes, en su caseta, se referían, como no podía ser menos, a la buena gestión que en su opinión hace el alcalde y no sólo para la feria, sino en líneas generales; y la señora Férriz, en tono irónic, lo hacía a los proyectos que el PP tenía en cartera y no ha hecho, recurriendo de nuevo al tema hospital Alto Guadalquivir y lo que ellos consideran su desmantelamiento.