Zona de LA ISLA, donde predominan las huertas. / J. C. GONZÁLEZ

Este colectivo agrario se ha implicado de lleno en la solución del tema de las riadas que ha sufrido el municipio

La UPA dice que la campaña de aceite no será mala y augura mal futuro a los cultivos

Su responsable local avisa de que si no llegan las precipitaciones, no habrá permiso de agua de riego por los bajos niveles del Rumblar

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ Andújar

El delegado local de la Unión de Pequeños Agricultores, (UPA), Juan Santamaría, indicó que la campaña de la aceituna está «prácticamente finalizada» y remarcó que tan solo queda por recoger la aceituna de los olivos incrustados en las fincas grandes, «y los cuatro secanos que hay que no se han podido coger», puntualizó Santamaría.

Santamaría no vaticinó una campaña mala de aceite, «al final se va a dar bien, aunque no van a recoger menos kilos de los que deberían recogerse, pero el rendimiento es bueno, eso sí exceptuando los secanos por la falta de lluvias», detalló.

Riesgo para los cultivos

El responsable local de la Unión de Pequeños Agricultores auguró malos tiempos para el campo y los cultivos de la zona si no llegan las precipitaciones tan deseadas. «Porque no nos darán agua para el riego y los pantanos tendrían que recuperarse entre cuatro o seis puntos, porque el pantano del Rumblar que nos abastece ya parece un charco, por lo que las perspectivas son malísimas para todo, los ciruelos, los melocotones, para las olivas y para la alfalfa», auguró Santamaría, quien relató los efectos tan devastadores que puede tener esta situación para la comarca, donde la agricultura posee una especial preponderancia por la extensión de la vega bañada por el río Guadalquivir.

La Unión de Pequeños Agricultores se venido implicando de lleno en los últimos años en la plataforma que se gestó en ciudad para reclamar una solución definitiva al tema de las inundaciones en el municipio. Santamaría ha sido una de sus cabezas visibles, quien ahora señala que no hay riesgo de inundaciones por la cantidad tan ínfima de agua que tienen recogida los pantanos. Pero la plataforma En Defensa del Río Guadalquivir a su Paso por Andújar tiene pendiente el cobro de las indemnizaciones por los daños ocasionados por las riadas de 2010.

Esta plataforma ya ganó la sentencia a la Junta de Andalucía (tenía por aquel año las competencias en el río Guadalquivir) y como la administración autonómica no recurrió la sentencia, tiene de plazo hasta el día 10 de febrero para el pago de las indemnizaciones. «Si no lo hacen tendremos que recurrir nosotros, porque este tema ya se está alargando», recordó Juan Santamaría. En total son un centenar las personas afectadas por aquellas riadas y una sentencia del TJSA obligó a la Junta a acarrear con los gastos de las inundaciones, que afectaron principalmente a los vecinos y los cultivos de La Isla, La Ropera y Llanos del Sotillo, aunque en aquel año 2010, el agua llegó hasta varios polígonos industriales y a la Lagunilla.

Esta plataforma lleva 25 años ya de lucha y andadura reclamando soluciones y acciones para atajar el problema de la inundaciones del río Guadalquivir a su paso por la ciudad