Controlado el fuego que ha arrasado tres naves del Polígono La Estación de Andújar

El siniestro, que se declaró a las dos de la tarde, se ha producido en la misma zona que hace ahora cinco años

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR

Hoy han vuelto a repertirse los fantasmas del pasado con el nuevo fuego que ha calcinado tres naves industriales en el Polígono la Estación, justo en la zona que fue pasto de las llamas en julio de 2016 y casi estuvieron afectadas las mismas empresas, como por aquel entonces.

El incendio se declaró pasadas las dos de la tarde de hoy miércoles, cuando una nave de ropa de confeccción empezó a arder. La inmensa cortina de humo sorprendió a la ciudadanía, que regresaba a sus casas de sus puestos de trabajo. Es una zona de una gran visibilidad, porque en este polígono es donde se ubican varias empresas y la estación de trenes y se halla justo al lado de la autovía. La gran cortina de humo causó un gran impacto, porque dejó la sensación de que el fuego era aún más devastador y que estaba arrasando todo el polígono. Además, justo enfrente se halla la antigua fábrica de Koipe, hoy Sovena. El humo llegó a afectar a toda la ciudad y las llamas se propagaron a una segunda nave colindante.

De nuevo la angustia

La Policía Local acordonó la zona, hasta donde se desplazaron efectivos de esta fuerza, de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. Los agentes del Parque Comarcal de Bomberos de Andújar (guiados por su jefe, Juan Cámara) tuvieron que emplearse a fondo para que las llamas no afectaran a las empresas colindantes, que ya fueron pasto de las llamas en julio del año 2016. Además emplearon todo tipo de maquinaria y equipamientos para que el fuego no tuviera más consecuencias para los negocios de esta ya castigada zona. También ayudaron responsables y empleados de las empresas colindantes en las labores de extinción, porque no querían que se repitieran las escenas dantescas de hace ahora algo más de cinco años.

Los trabajadores de las empresas de este polígono tuvieron que abandonar sus puestos de trabajo ante la amenaza de las llamas. Una mujer tuvo que ser atendida por los médicos de las emergencias sanitarias por un ataque de ansiedad. Hasta el lugar de los hechos se personaron el alcalde de Andújar, Pedro Luis Rodríguez, y ediles de la Corporación, quienes suspendieron sus agendas ante la gravedad del fuego.

Los bomberos consiguieron controlarlo a primeras horas de la tarde y hasta la noche están realizando labores de control y de refresco en la zona. Aún se desconocen las causas de este incendio que reeditó la pesadilla de aquel verano de 2016, donde varios negocios fueron arrasados por el fuego. Un bombero ha tenido que ser atendido por agotamiento.