Inicio de las conferencias de la Virgen de la Cabeza. / J. C. GONZÁLEZ

Conjunción de fuerzas

ISABEL RECA ALTOZANO

Es habitual, por estas fechas, desde hace algunos años, diez, en concreto, durante los meses de octubre y noviembre, la celebración del Ciclo de Conferencias en torno a la Virgen de la Cabeza, organizado por la Real Cofradía Matriz, al que se sumó en su día la Diputación Provincial, como institución colaborador, al igual que el Ayuntamiento de Andújar o el Instituto de Estudios Giennenses. Este año 2021 y tras el paréntesis del pasado, motivado por la pandemia, aprovechando la conmemoración del centenario de la construcción de la ermita, en la calle Ollerías, dedicada en su honor, ha hecho que se sume a la organización de este ciclo conferencia, la Asociación de Amigos del Patrimonio, a través de su convenio con la UNED. El hecho ha permitido que crezca en cantidad, aumentando el número de ponencias y en calidad, con la presencia de variados ponentes. Como cada año, conoceremos algo más sobre la historia y la cultura de esta ciudad, que gira, y mucho, en torno a su Patrona la Virgen de la Cabeza.

Las ponencias de estudiosos de la centenaria edificación, permitirán sin duda el conocimiento clarividente de algunos datos, al día de hoy aun en el aire y el asentamiento en el lugar que le corresponde a determinados personajes vinculados con la construcción, en la ciudad, como José Corbella, que si bien no fue nunca arquitecto, sí que es merecedor del reconocimiento de sus paisanos, por sus construcciones, no sólo dentr0 del casco urbano, sino en el entorno del Parque Natural. En una ciudad, donde desgraciadamente, somos dados al desprestigio o al menos ignorancia de lo propio, bueno es, con titulación o no de reconocer los meritos, bien sean intelectuales o manuales, de quienes dejaron, de alguna forma su impronta en la ciudad, sea o no de nuestro gusto y agrado. Pero el lugar más visitado, sin duda alguna, por los iliturgitanos, diariamente, como es la ermita de la calle Ollerías, debe conocerse, al menos, quien fue su artífice, al igual que quien fue su promotora y sufragadora de su coste Doña Agustina Pérez de Vargas. La idea primogénita del cronista oficial de Andújar, Enrique Gómez, se ve así acrecentada y consolidada, diez años después, con una conjunción de fuerzas o instituciones que permiten, no sólo esa consolidación, sino su amplia cualificación.

Lástima que esa conjunción o se dé en todos los terrenos. Y nunca mejor dicho lo de terrenos, porque los de Los Llanos del Sotillo, me da a mí que nunca van a ver lo del Centro Logístico. Tras la aparición, el pasado mes de septiembre, de la noticia, a toda página del impulso de la Junta al desarrollo del área logística de la ciudad de Linares, de la que me hic eco, fueron las formaciones políticas, de toda índole, las que de una manera u otra, me hicieron llegar su opinión al respecto, dejando claro la frase tan infantil del «yo no he sido», pero habría que haberle añadido, que entre todos se lo cargaron y ahí quedó. Pero esta semana, el alcalde Pedro Luis Rodríguez salió a la palestra, afirmando que quiere que la recta del Sotillo sirva para la creación de suelo industrial, porque El proyecto de centro logístico sigue su curso, pero da paso atrás. El Consistorio volvió en junio a iniciar la modificación del Plan Parcial porque decayó el trámite y reacciona ante la no inclusión en el plan, quizás o sin quizás, algo tarde. Las alarmas volvieron a saltar el pasado mes de agosto, cuando la Junta obvió en su Plan de Áreas Logísticas de Andalucía a Andújar. El Gobierno autonómico anunció una fuerte inversión para el desarrollo de 11 nodos logísticos, siete portuarios y cuatro interiores e incluyó a Linares y Bailén.

El municipio andujareño, que si figuraba en otros planes, no aparecía en la lista. . El Ayuntamiento de Andújar ha presentado, dice, varias enmiendas al documento de la administración autonómica, pero tiene claro que van a luchar para crear suelo industrial. Por lo que nos hace pensar que el Centro Logístico anda más perdido de lo que parece. Ya El delegado territorial de Fomento, Jesús Estrella, explicó que el Ayuntamiento ha tenido que volver al inicio de la modificación puntual para convertir el suelo de la recta del Sotillo de industrial a logístico y Se hizo con una adenda en el tema medioambiental y el Tribunal Supremo ha declarado que todos los planes que estén con adenda se caen y el nuevo procedimiento de la modificación iniciada por el Ayuntamiento, no está ejecutada, por lo que el suelo no está reclasificado a equipamiento logístico y la Junta no puede hacer un plan funcional de actuación.