El color y el cristal

ISABEL RECA

Ya lo anunciábamos la pasada semana, cuando escribíamos sobre la Feria de Septiembre, la de tres en una, que se estaba celebrando. La feria será según el cristal político con el que se mirase. Las valoraciones no se han hecho esperar por parte de los grupos con presencia en el Ayuntamiento. El primero en salir, eso sí por partes, ha sido el grupo mayoritario de la oposición, el PP, que ya en plena celebración apuntaba lo que iba a ser su balance, por eso de no haber celebrado festejo taurino alguno, en una ciudad donde la afición es más que notable, y sino que se lo digan a la vecina ciudad de Linares que se benefició del anuncio de que aquí, en Andújar, no habría nada de nada.»Gris y monótona» la calificaba el portavoz popular Paco Carmona, alegando argumentos tales, como que la feria de día ha estado prácticamente vacía por poca presencia del gobierno municipal y por lo que es peor, por escaso apoyo a los colectivos, fundamentalmente del mundo del caballo, que habían organizado, tanto paseos, como concursos en el ferial de enganches e incluso de atalajes, al estilo de aquellos que anteriormente se celebraban en Romería, dado que no en vano, el caballo es nuestra seña de identidad. De las casetas, lo del dicho, cuatro y poco más, pues amen de esas cuatro tradicionales, las institucionales, municipal y de juventud, y de los cuatro partidos políticos con representación municipal; del mundo cofrade, sólo la Trabajadera, «hay que bonificar el precio del suelo que ocupan». No digamos ya, afirmaba Carmona de las actuaciones, 80.000 euros de presupuesto de festejos, cuya parte para ellos, se desvirtúa con las previas en los meses de verano, dejando prácticamente sin contenido la feria y además apostar, institucionalmente por los grupos locales. De las fechas de celebración, «hay que acabar con el lunes festivo y comenzar el jueves», o sea la fórmula del PP y «hasta los escolares lo agradecerán». Ni que decir tiene, que todos estos males, los populares lo achacan, y muy especialmente la falta de festejos taurinos, a «la mala gestión del alcalde». Destinar 9.000€ a 10 minutos de fuegos artificiales, son eso, fuegos de artificio. Cuando tengan todos los datos de Anducab y el Miting de Atletismo, vendrán sus balances respectivos. Mientras el concejal de Deportes, José Antonio Oria, ya ha valorado satisfactoriamente lo que era de su competencia, el atletismo. Esta semana, se espera la comparecencia de la andalucista Encarna Camacho, que ahora en la oposición ya ha dejado entrever que va a poner al gobierno municipal del color de las siglas de su formación política, o sea, verde.

Mientras, la vida de la ciudad vuelve a la normalidad. Vuelta al cole sin incidencia que destacar, con el nuevo Centro Oficial de Idiomas y dos especialidades nuevas en el Conservatorio de Música, a la espera de conseguir, a ser posible, con el actual gobierno de la Junta, el Grado Medio y la tan traída y llevada ampliación del IES Jándula. El curso político no termina de arrancar, pero las instituciones sí; la Cámara de Comercio ha anunciado la concesión de la medalla de oro de la entidad al Hospital Alto Guadalquivir, por su trabajo en los 20 años de existencia, y la delgada de la Junta del ramo, Trinidad Rus, apoyó con su presencia la concentración del personal del hospital en repulsa por las agresiones a sanitarios. A veces los pacientes, no respondemos al término y no priorizamos las verdaderas urgencias. Y Cruz Roja local nombra a Ascensión Navas como presidenta, cargo que en Andújar parece ir unido a la mujer.