COLA DEL PANTANO DEL RUMBLAR. / J. C. G.

Coag dice que la sequía amenaza la campaña del aceite en la zona

Su dirigente local, Francisco González, alerta del riesgo para el campo que supone la falta de lluvias y la escasez de los pantanos

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR

El recién reelegido responsable de la organización agraria Coag en la zona, Francisco González, dice estar «extremadamente preocupado» po los agricultores de la zona debido a la falta de precipitaciones. «Se puede perder todo el olivar de secano y ya se habla de un 50% de pérdidas a nivel general», precisa este veterano agricultor de la Andújar. Señala que se no se pueden realizar plantaciones, «porque no se pueden tirar las semillas a un campo que está muy seco, porque no llueve en las fechas que tiene que hacerlo», lamenta. González espera que lleguen pronto las precipitaciones para que el año 2022 sea mucho más halagüeño (para este puente festivo se esperan lluvias importantes) y torne el «panorama tan negro» en que dice haya sumido el mundo del campo en la actualidad.

Embalses

Este dirigente agrario apunta que los pantanos del entorno se hallan a mínimos históricos. «Estamos sacrificando parte de nuestros cultivos». González dice no entender que las eléctricas gestionen el tema de los pantanos y del agua, en lo que respecta a la producción de electricidad. «Que la produce muy barata para venderla muy cara, por lo que han hecho verdaderos desastres vaciando los pantanos y no entendemos que nuestros recursos hídricos sean gestionados por un organismo ambiental», reclama.

González avisa que las altas temperaturas están comprometiendo seriamente la próxima campaña de la aceituna en la zona. «Esto no se ha visto cuando esté avanzado ya el mes de octubre», concluye. Los expertos señalan que a falta de lluvia y los periodos de sequía ocasionan un estrés hídrico al olivo, que daña a los árboles y compromete la producción de aceite.