C.C.00. indica que va en «vías de solución» el caso del vigilante despedido

J. C. G.

El secretario provincial de Comisiones Obreras, Francisco Cantero, indicó ayer a IDEAL que se van encontrando soluciones al problema del vigilante de seguridad del almacén de la Consejería de Educación, que el pasado verano fue despedido.

Cantero constató que el andujareño Jesús Planelles ha recibido gran parte de su salario que se le adeudaba «tras las acciones que ha llevado Comisiones Obreras porque la semana pasada la empresa de seguridad le consignó el 80% de lo que le adeudaba al vigilante de seguridad». Comisiones Obreras se ha puesto en contacto con la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén «para exigir la readmisión de este trabajador y el abono del 20% del salario que aún tiene que percibir y creemos que vamos por el buen camino porque estamos advirtiendo que la empresa está empezando a ceder», precisó.

Historia

Francisco Cantero subrayó que este trabajador ha sido víctima de «un maltrato laboral» y se mostró confiado que en recupere su situación laboral. Este trabajador exigió en julio del año una nómina más alta, porque entendía que trabajaba más horas de lo previsto». Se dirigió a través de las redes sociales a la entonces presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. En agosto fue despedido. Comisiones Obreras entendió que su despedida se debió a una «represalia» y recordó que una sentencia obligó a su reincorporación en enero.

El sindicato ha realizado movilizaciones en Jaén y en la ciudad de Andújar en apoyo a Jesús Planelles y denunciando esta situación. Este caso ha alcanzado una enorme repercusión mediática, porque a raíz de este caso, Comisiones Obreras destapó que empleados públicos cobraban sueldos precarias «trabajando más horas de lo debido», algo que tachó de inadmisible este sindicato en su día.