Cáritas intensifica su labor social en la ciudad al atender varias facetas

Francisco Martínez, en su despacho. /J. C. GONZÁLEZ
Francisco Martínez, en su despacho. / J. C. GONZÁLEZ

Su presidente, Francisco Martínez, incide en el descenso de atención a familias por las crisis económica, pero la institución llega a otros problemas sociales

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZANDUJAR CORRESPONSAL

Francisco Martínez vuelve a presidir Cáritas Interparroquial en una segunda etapa de esta institución humanitaria, en la que ha sustituido a Antonio Arias de Saavedra. Este mundo de la caridad y de la iglesia no es ajeno, porque aparte de presidir en otra época Cáritas, siempre ha estado ligado a ella desde la iglesia de Santiago Apóstol de la barriada de La Lagunilla.

Martínez constata que se está superando la crisis económica del año 2008 pero avisa «estamos entrando en una etapa de desaceleración por lo que se pueden incrementar los índices de pobreza», alerta. La mejora se evidencia en el descenso del número de familias atendidas «en tiempos de crisis llegamos a atender a 550 familias y ahora se llega a unas 350», precisa el presidente de Cáritas Interparroquial en Andújar. En lo tocante personas, son unas 800 menos las que se acercan a Cáritas.

La institución ha incrementado su función en la sociedad y en la actualidad abarca más facetas, y eso se nota también en la ciudad. «El concepto de necesidad ha cambiado de una forma sustancial porque lleva a cabo programas de empleo, y en Andújar hemos atendido ya a siete personas que lo hemos derivado a la Diocesana de Jaén». Martínez habla del incremento de la labor de Cáritas en la sociedad « no se aborda solo la crisis económica, porque hemos advertido que la población está tensa y esto genera otro tipo de crisis como emocional y psíquica», dice

En esta línea de abarcar más áreas se halla el programa de acogida de mujer «donde se presta la ayuda a la mujer maltratada, a la madre soltera, o a la que quiere salir de la prostitución». O sea, con estas afirmaciones, el presidente de Cáritas Interparroquial en Andújar señala que ya este organismo no se centra solo en dar comida (también proporciona ropa y paga alquileres, y suministros como agua y luz) y llega a otra problemáticas que necesitan de soluciones más concretas. Cita su programa de atención a mayores donde se coordina un servicio de ayuda a domicilio.

En el apartado de los mayores, la Casa Hogar de Cáritas se ha convertido en un centro de referencia en la provincia de Jaén. Aparte de los residentes que hay en este hogar también coordina la visita de voluntarios a personas mayores que estén solas en sus casas.

Todas las edades

Cáritas Interparroquial además se acuerda de los más pequeños en la ciudad y gestiona la guardería de la calle Jaén «y allí pasan niños que solo tienen un mes hasta los que van al colegio», remarca Martínez.

El presidente añade que también se ha adscrito al programa de atención a los presos y los inmigrantes.

El gran reto que se ha marcado Francisco Martínez para su mandato es el de crear una red de gente joven solidaria y ha constatado con estudiantes del IES Nuestra Señora de la Cabeza. «Es una oportunidad de ayudar a los necesitados».

También se abraza al Proyecto Hombre y al albur de este programa un total de cinco personas drogadictas de la ciudad se están curando. «La función que realiza Cáritas en la sociedad es multidisciplinar porque todas las áreas de la sociedad».

Cáritas colabora con el comedor social del convento de las Madres Trinitarias. En el mes de junio entregaron 622 comidas «son personas que está solas y que van a comer ahí porque no tienen las necesidades económicas cubiertas», recalca Aquí también entran en acción los Servicios Sociales del Ayuntamiento. El presidente agradece a la sociedad la colaboración que le brinda en las distintas campañas que realiza.