Borrar
Luiss Jesús García-Lomas y Rocío Morcillo. ANDUJAR IDEAL
Caja Rural y Montilla Bono exploran nuevos métodos de comunicación
Este tipo de iniciativas continúan referenciando al colectivo Montilla Bono en la atención a los chavales que padecen problemas neurológicos o trastornos psicomotores

Caja Rural y Montilla Bono exploran nuevos métodos de comunicación

SOCIEDAD ·

La entidad y el colectivo sellan una alianza para la puesta en marcha de la Escuela para Familiares, dentro del proyecto de atención temprana

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ

ANDÚJAR

Miércoles, 7 de febrero 2024, 12:51

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Fundación Caja Rural de Jaén y la asociación Montilla Bono, han mostrado su colaboración para la puesta en marcha de la 'Escuela para familiares'. Este colectivo desarrolla el proyecto enfocado a la prevención del desarrollo del lenguaje y el aprendizaje de nuevas técnicas de comunicación. Esta iniciativa se engloba dentro de su programa de atención temprana, dirigido a menores con edades comprendidas entre los cero a seis años.

El colectivo iliturgitano desarrolla un servicio a modo de orientación y formación en todas las áreas del lenguaje. Como principal novedad, en esta ocasión se impartirán clases de lengua de signos tanto a las familias como a los propios niños y niñas. El gerente de la Fundación Caja Rural de Jaén, Luis Jesús García-Lomas, suscribió el acuerdo junto a la presidenta de la Asociación 'Montilla Bono', Rocío Morcillo. García Lomas constató que esta alianza supone un apoyo fundamental, «para que las familias puedan superar cualquier barrera comunicativa y prevenir posibles problemas educativos, sociales o de exclusión», significó.

Mayor calidad de vida

A través de este programa, unas 150 familias tendrán la oportunidad de adquirir nuevas destrezas lingüísticas, así como recursos y herramientas para estimular el lenguaje en sus hijos. Esta actividad favorece, además, el proceso de reeducación logopédica, que este año se ve reforzado con la incorporación de la lengua de signos.

Rocío Morcillo destacó que la principal misión de su asociación es seguir ofreciendo la mejor atención y apoyo posibles a las familias mediante tratamientos multidisciplinares, que redunden en una mejor calidad de vida en su día a día», constató.

Este tipo de iniciativas continúan referenciando al colectivo Montilla Bono en la atención a los chavales que padecen problemas neurológicos o trastornos psicomotores. Las edades también son variadas. La entidad debe su nombre al excelente pediatra y científico jiennense ya fallecido José Montilla Bono, hombre de grandes cualidades humanas y profesionales, que dedicó toda su vida al cuidado de estos niños y niñas y, que a sus más de 60 años aún seguía trabajando para ellos. Aunó la atención médica más humana con el máximo rigor científico y médico. También le profesó un gran cariño a Andújar y a sus gentes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios