Paseillo de mulos y caballos por la Plaza de Santa María en la mañana del sábado de romería / JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ

BALANCES

«Coincidir con la Matriz en los esplendorosos que fueron los dios jueves de la ofrenda de flores en la ciudad y en el Cerro el Domingo, es incuestionable»

ISABEL RECA ALTOZANO

De todos es sabido que cuando alguien hace un balance del desarrollo de un acontecimiento, si es parte organizadora o colaboradora, siempre lo hará positivo y satisfactorio; si además puede añadirle los adjetivos de extraordinario y multitudinario, mejor que mejor.

Es lo que ha ocurrido con los balances, valoraciones, del Desarrollo de la Romería de la Virgen de la Cabeza 2022, por parte de la Cofradía Matriz y del Ayuntamiento; curiosamente, la tercera «pata» que un día se subrayara en un pregón oficial, la Orden Trinitaria, no se ha pronunciado, al menos públicamente, quizás porque de verdad, para ellos, en todos los aspectos, si que ha sido positivo. Afirma, desde el Ayuntamiento, el alcalde de Andújar, amén de la ausencia de incidencias de gravedad, que es real, que ha repercutido sobre los distintos sectores, propiciando la aceleración de la recuperación económica en el municipio. Los vecinos se pregunta si ha preguntado a todos ellos, no da cifras ni datos, semejantes a los que estamos oyendo en estos días, sobre la repercusión de la feria en Sevilla o las motos en Jerez.

Coincidir con la Matriz en los esplendorosos que fueron los dios jueves de la ofrenda de flores en la ciudad y en el Cerro el Domingo, es incuestionable, ahí están las imágenes; o incluso que los establecimientos de ventas de trajes de flamenca han recuperado lo perdido en dos años, hasta es posible. Pero en medio han quedado dos días aciagos, viernes y sábado. El primero vamos a echarle la culpa a la meteorología y a internet por avisar con tanto tiempo y motivar un comunicado de la Matriz demasiado adelantado, que no debiera haberse hecho público con tanta antelación. Y el sábado porque un escaso «paseíllo» y estancia en el «puente» motivo un lleno en las calles de Andújar, hacía tiempo no visto, que gracias a avispados hosteleros, que abrieron al mediodía, pudieron retener al personal.

Ante tales situaciones, que pueden darse, como hemos visto, aunque anteriormente no se dieran, hay que pensar en esos llamados Plan «B»o es que estamos conformes con que cada aña que pasa la celebración de la Romería se esté desplazandob más hacia el Cerro, en detrimento de la ciudad, y no vale culpar a las cofradías filiales y su casas en el poblado del Santuario, apenas unos kilómetros de desplazarse y volver al blugar. Vale la «Escusa meteorológica» de este año, que ni te cuento lo que ha llovido otros, pero algo hay que cambiar, para que uno de los que fue el día más atractivo y de verdadera repercusión económica, al igual que el sábado, vuelva a serlo, sino de la manera de antaño, sí con la actual. Covid aparte, hay mucho que hacer si se quiere que realmente la Romería, que cuesta una pasta al Ayuntamiento y en la que invierten otras Administraciones, «suponga uno de los mayores motores económicos para la localidad, la comarca y toda la provincia». Decir que La ocupación hotelera ha superado el 90%,nteniendo en cuenta las que tenemos en la ciudad, a la espera de la inauguración del nuevo hotel, mejor conocer las del Cerro. Ni cifras de vehículos, ni número de equinos el sábado y el lunes, sólo los 2.800 usuarios en los distintos aparcamientos habilitados en el poblado.

Los periodistas internacionales asistentes, con la colaboración de la Diputación Provincial no ha sido el mejor año para la divulgación de la Romería, en la ciudad y conseguir la declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional, aunque han tenido la fortuna de ser mejor acogidos y atendidos que los propios. La Cofradía Matriz, satisfecha en el acompañamiento de actos y cultos, sobre todo los cultos, donde los devotos, cofrades o no, tenían ganas del encuentro con la Morenita, tras los dos años de no Romería, Los cambios propiciados, incluidos los de la procesión del próximo sábado, tras finalizar la novena que se viene celebrando en la iglesia parroquial de San Miguel, por la ciudad, son otra historia, fruto de la asamblea de cofrades, que hacen bien en asistir los que quieren cambio. Donde no hay cambio es en la figura del hermano mayor, Antonio Barrios, que lo será para la Romería del 2023, al haber sido el único candidato presentado. Y ahora punto y final a la Romería 2022.