Los docentes posan al final del acto con el alcalde, la edil de Educación y miembros de la Corporación. / JOSÉ C. GONZÁLEZ

El Ayuntamiento ensalza la labor de los docentes con un reconocimiento público

La Concejalía de Educación recupera, tras el paréntesis de la pandemia, el reconocimiento al profesorado jubilado

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ CORRESPONSAL

Regresó el pasado viernes por la noche con una alforja cargada de añoranza y nostalgia a la antigua iglesia de Santa Marina el acto de Reconocimiento a la Labor Docente, donde el Ayuntamiento homenajeó en un acto público a los profesores que se han jubilado en los dos últimos cursos académicos.

Esta iniciativa se viene desarrollando desde 2011 y el año pasado no se pudo celebrar por culpa de la pandemia del coronavirus, por lo que en esta edición se han distinguido a más docentes, que estuvieron arropados por familiares, amigos y directivos de los centros educativos.

En el acto se homenajeó a Jaime Jiménez Marín (a título póstumo porque falleció el año pasado en los albores del Estado de Alarma), Pablo Lara Puerma, Francisco Cantudo Duro, Pedro Herrera Soto, Francisco Carmona Limón, Adolfo Fuentes Moreno, Mercedes Torres Ruiz, María Consolación Fernández Labrada, Manuel Antonio Jiménez Barragán, Manuel Tito Martínez Peinado, Juan Carlos Montoro Güeto, Bartolomé Hernández Navarro, Catalina Muñoz Sánchez, Clara Vico Ramírez, Francisca Casado Ramírez y José Leiva Jiménez. Todos ellos y ellas son de distinta procedencia, han estado en distintos lugares, pero con un denominador común, aparte de culminar su carrera docente en Andújar, han dejado su huella y han formado a millares de iliturgitanos, que a buen seguro los llevarán en su recuerdo. Un vídeo repasó la semblanza de sus vidas y Ángel Fernández Muñoz fue el encargado de presentar el acto. Los docentes homenajeados recibieron la placa acreditativa de este reconocimiento.

Momento emotivo

Uno de los instantes más entrañables de la velada fue cuando la viuda del malogrado Jaime Jiménez, María Elena Gámez, recogió el galardón que le entregaron el alcalde, Pedro Luis Rodríguez;y y la concejala de Educación, Alma Cámara, en medio de una sonora y sentida ovación que le brindó el público asistente. «A él le hubiera gustado estar aquí y quiero dar las gracias en nombre de la familia a todos vosotros», proclamó una emocionada y a la vez orgullosa María Elena, al comprobar el cariño que se derramó en torno a la figura de Jaime, el profesor de la SAFA que era muy querido y cuya muerte conmocionó en la época del confinamiento. Bartolomé Hernández fue quien ejerció de portavoz de todos los docentes y expresó lo vivido en este último año. «Se ha producido en nosotros un sentimiento de alegría y tristeza, porque se cierra un capítulo de nuestra vida, de la enseñanza y por haber trabajado en lo que más no gusta, la educación», señaló Hernández, quien incidió en la formación en valores que se ejerce sobre el alumnado.

La concejala de Educación, Alma Cámara, vio como se le desbocaron una vez más los sentimientos y las emociones por su condición de profesora y por el apego que le profesó a los docentes homenajeados a los que agradeció su trabajo. «Para mí, es uno de los actos más emocionantes», reconoció la edil, quien indicó que el profesorado goza de referencia en la sociedad y pidió un respeto a su labor.

El alcalde, Pedro Luis Rodríguez, ensalzó como el profesorado, aparte de enseñar sus materias, forma a edades más tempranas a loa hombres y mujeres del mañana. «Yeso no es fácil en la sociedad actual», reseño el primer edil, quien alabó como tuvo que redoblar sus esfuerzos en la pandemia, con la implantación de la enseñanza on line. «Ycambiar su metodología de trabajo de forma radical», enalteció Rodríguez.

El 'Dúo Mima' integrado por la pianista Mariana Toral Sánchez y el flautista Miguel Ángel Moreno Cruz, cerró el acto con la interpretación de 10 temas que hicieron un recorrido por los clásicos españoles y extranjeros.