El Ayuntamiento de Andújar lleva a los tribunales el tema de las riadas

Inundaciones en Llanos del Sotillo en febrero de 2010. /
Inundaciones en Llanos del Sotillo en febrero de 2010.

El ente local presenta un recurso contencioso-administrativo al TJSA por «inactividad del Gobierno central» a la hora de buscar soluciones

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDUJAR CORRESPONSAL

El Ayuntamiento de Andújar ha presentado un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía frente a la inactividad material de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y el Ministerio para la Transición Ecológica respecto a la reclamación previa emitida con fecha 22 de enero de 2019, en la que se solicitaban diferentes actuaciones vinculadas a su función de policía de cauces sobre el río Guadalquivir a su paso por Andújar, su función de vigilancia e inspección y control de seguridad de la presa de Marmolejo y su función sancionadora.

Del mismo modo, en el recurso se incluye el «silencio» ante el escrito presentado con anterioridad, el 5 de noviembre de 2018, en el que se pedía información sobre las actuaciones en el río y la presa. Dentro de las intervenciones que el Ayuntamiento urgía que se realizaran en la reclamación de enero de este año destacan, entre otras, la inmediata reposición y reducción de los niveles de sedimentación del cauce del río al estado en que proporcionen seguridad frente a las inundaciones , así como su posterior mantenimiento en tales niveles, y que se inicie el procedimiento para la modificación de las normas de explotación de la presa de Marmolejo, «que se ha comprobado que no son las adecuadas».

El Ayuntamiento confía en su aceptación por parte del TSJA con el fin de que éste reclame el expediente administrativo de la Administración demandada y se pueda poner a disposición del Consistorio para deducir demanda contencioso- administrativa. El alcalde, Paco Huertas, ya manifestó a finales del mes de octubre del año pasado su intención de iniciar una demanda por la vía de lo contencioso-administrativo contra el Gobierno de España para forzar soluciones que eviten las inundaciones en el municipio. Lo anunció tras una reunión técnica que se produjo en el Ayuntamiento entre administraciones y afectados, donde se comprometieron una serie de soluciones.