Ciruelos en la zona de la Isla, que recibió en diciembre una importante cantidad de agua. / J. C. G.

Santamaría no ve que se estén planteando soluciones definitivas al problema de las inundaciones

UPA anhela el regreso de episodios de lluvias para garantizar los cultivos en la zona

Su delegado local, Juan Santamaría, dice que las lluvias del diciembre han beneficiado al campo pero avisa del bajo nivel de los pantanos

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR

El delegado local de la Unión de Pequeños Agricultores, UPA, Juan Santamaría, reconoce que las copiosas lluvias del finales de año han calado los campos, pero ataja que la capacidad de los pantanos aún es baja, pese a que del Rumblar es uno de los que más agua ha recogido y es el que abastece de agua potable a Andújar y su comarca.

Santamaría considera que en este invierno y en la próxima primavera se tienen que repetir los intensos episodios de lluvia de diciembre para sembrar con garantías, «los pantanos tienen que estar como mínimo al 60%, porque de lo contrario podemos encontrarnos con el mismo problemas del año verano pasado», alerta del responsable de la UPA en la localidad.

Algo más de riego

Juan Santamaría señala que el 30% de capacidad de los pantanos no es suficiente aún para garantizar por completo el riego en los cultivos, aunque espera que le concedan más riegos que en la campaña pasada. «Apenas tuvimos dos riegos y cuando más lo necesitaban en el verano y en septiembre se nos cortó». Para los frutales ve conveniente que en estos días se produzcan las escarchas para favorecer la floración, que no serían favorables luego en marzo y abril, porque se podría estropear el fruto. Eso sí, los 220 litros de agua que cayeron en diciembre en la Isla, han sido agradecidos por los frutales.

Juan Santamaría también se ha pronunciado sobre el tema de las inundaciones. Asevera que el parque fluvial que se proyecta en la ciudad, no va a resolver el problema de las riadas. Su colectivo viene planteando que la presa de Marmolejo es la causante de las riadas. «Desde que se construyó en el año 1963 es cuando se han producido las inundaciones en Andújar». Indica que en la zona del puente romano se ha acumulado mucho barro y lamenta el mal estado que presenta. Sobre este asunto, los técnicos defienden que el vaciado de las compuertas de la presa de Marmolejo es ya suficiente.