Directivos de VAS Andújar con la ascociación de muejeres Las Moreras, de Llanos del Sotillo que han participado en la entrega de alimentos.

Cada vez son más pequeño autónomos los que acuden a pedir ayuda al colectivo

VAS Andújar realiza una intensa campaña solidaria en Navidad

Ha montado un mercadillo, un puesto en la plaza, ha entregado juguetes y ha visto el cambio de perfil en las personas necesitadas

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR

La asociación VAS Andújar ha desarrollado una intensa campaña humanitaria durante las pasadas fiestas navideñas, donde ha detectado el cambio de perfil de las necesidades en el municipio y en la comarca, a cuyos municipios ha extendido el radio de acción.

Este colectivo ha montado un mercadillo solidario y ha realizado una campaña de recogida de alimentos en el Mercado de Abastos, «que se nos ha dado medianamente bien y quiero dar las gracias a las personas que han participado en las distintas campañas». En su campaña de recogida de juguetes han atendido a un total de 83 niños. «A los que hemos regalado un poco de felicidad», indica su presidente, Miguel González de Miguel. Numerosas instituciones y colectivos de distinta índole han contribuido con su colaboración inestimable y desinteresada.

Acciones

Este colectivo sigue realizando su programa de acompañamiento a las personas mayores y continúa diseñando cursos formativos destinados al voluntariado, que piensa fortalecer en este año recién estrenado. VAS Andújar dispone también de un ropero, donde realiza labores de desinfección con una máquina de ozono, antes de su entrega.

Uno de los retos más inmediatos que se ha marcado esta asociación humanitaria es la cesión de una sede por parte del Ayuntamiento. «Es cierto que en la actualidad estamos en un local, pero el dueño ya lo va a alquilar, por lo que corremos el riesgo de quedar pronto desalojados», afirma el presidente. En este sentido, mantuvieron una reunión con el alcalde, Pedro Luis Rodríguez, de la que este colectivo ha hecho una balance positivo. En varios pueblos de la comarca ya abierto su sede y planea ubicarse en varios para llegar a las personas necesitadas de la zona. La covid-19 ha hecho también sus estragos en el seno de la asociación, porque ha tenido que suspender algunos conciertos benéficos y reuniones.

Miguel González de Miguel ha detectado que el virus ha provocado un incremento de las atenciones y un cambio del perfil de las personas necesitadas en este año y medio que llevan de actividad. «Antes venían los indigentes, pero ahora acuden personas que han perdido su trabajo, más difíciles de detectar, por vergüenza y vemos como recurren a nosotros camareros, carpinteros y pequeños autónomos, que han tenido una posición buena y ahora no pueden tirar para adelante», apostilla el presidente de VAS Andújar.