Borrar
Acto de entrega de los premios taurinos de Jaén en el Palacio de los Niños de Don Gome. JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ
ANDUJAR, CAPITAL TAURINA

ANDUJAR, CAPITAL TAURINA

OPINIÓN ·

Pero esta sierra no es solo caza, también es zona de dehesa donde pasta y pastó desde hace siglos el toro bravo

ISABEL RECA

ANDÚJAR

Lunes, 8 de julio 2024, 12:35

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Hace algunos años, en el pasado siglo, que aunque nos parezca lejos, no lo está tanto, la ciudad de Andújar era declarada «Capital de la Montería». Para perpetuar dicha denominación, se construyó un monumento, situado a la entrada de la localidad, con señalización a Sierra Morena, a nuestra sierra, al Parque Natural Sierra de Andújar.

Pero esta ciudad y esta sierra no es solo caza, es también zona de dehesa donde pasta y pastó desde hace siglos el toro bravo, ese animal hoy denostado por algunos sectores del gobierno de la Nación, pero que es fuente de riqueza económica, a la vez que un elemento de equilibrio de nuestra flora y fauna. Ocurre, sin embargo que, en estas tierras andaluzas tienen que pasar los años para que los hechos se reconozcan. Además de Andújar lugar donde se asientan ganaderías de renombre, por señalar alguna como los Flores Albarran, esta localidad ha sido paso de insignes figuras del toreo por su coso centenario y además ha dado, a lo largo de la historia, otras de renombre como el recordado Carlos Corpas, o «Andujano», padre e hijo. Todo ese conjunto del que saben, y mucho grandes críticos toreritas o toritas, como es el caso de Luis Miguel Parrado, hijo también de Andújar h hecho que por fin y porque más vale tarde que nunca, se reconozca de una manera simbólica y plausible, como fue la de acoger la celebración de la gala de los primeros Premios Taurinos de la Junta en Jaén, honrándolos con su presencia no sólo los galardonados , que los hubo den todas las modalidades, incluido ese cante tan especial de la joven iliturgitana Inma Vílchez, el Consejero de la Presidencia Antonio Sanz, quien dejó alto y claro para el que tenga oídos que oiga, que el mundo de los toros «no es residual, señor ministro de Cultura».

La prueba, entre otras muchas que se pudieran dar, la respuesta del público asistente a la convocatoria, en la que mucho tuvo que ver el Delegado del Gobierno Andaluz en Jaén, Jesús Estrella, que se celebrase en nuestra ciudad y en un marco que tiene y debe de darse a conocer, cual es el Palacio de los Niños de Don Gome. Gesto y decisión que, como es de bien nacidos el ser agradecido, el alcalde de la ciudad Paco Carmona agradeció a ambos mandatarios.

Cierto que, a pesar de ea raigambre y esa afición, no ha sido Andújar lugar de grandes eventos relacionados con el mundo del toro, si bien hubo, en los primeros años de las corporaciones democráticas, unos intentos de establecer aquí unas tertulias taurinas, incluso se planteo por el entonces concejal de Cultura, Sánchez Paris, la creación de una escuela taurina (dos hay en la provincia y próximamente se sumará Linares). El tiempo pasó, vinieron alcaldes más interesados en otras cuestiones y hasta el coso taurino, el centenario coso, ni siquiera es propiedad municipal. Cuando llegaron a ocupar el sillón de primer edil algún que otro al que el mundo del toro le decía algo o le alimentaba el gusanillo algún concejal de pacto de gobierno, hasta intentos hubo de hacerse con esa propiedad, pero hay amigo el factor dinero. Hoy y gracias a Dios y al señor delegado que le «duele» Andújar más que algunos quisieran, la ciudad ocupó portadas y páginas de este mundillo, bien ilustradas y comentadas. Son los primeros que se otorgan en la provincia de Jaén, Andalucía tiene y nunca los perdió, los suyos, y estamos seguros que como ratifico la ganadera, secretaria del jurado, de dichos premios, tengan larga vida, tan larga como la figura que los simboliza, el toro ibero.

Mientras el acto se desarrollaba, y me van a permitir la licencia, en mi mente tenia a quien me inculcó el «gusanillo» por este mundo, quien me hacia sentarme siempre en el miso lugar de la plaza de toros, «porque en caso de cogida, Dios no lo quisiera, era el más rápido para cubrir la información y para ello había que irse más pronto de lo normal» y aquel a quien todos pensaban que su pasión era el deporte, mientras en sus «entretelas» llevaba el capote y la muleta, desde que viera morir a Manolete, siempre soñó con que en la ciudad de Andújar, al igual que había un gran evento deportivo , en el que se gastaban tantos millones, más adelante se sumara otro merecidísimo relacionado con el mundo del caballo, algún día hubiera un acto de semejante categoría donde se reconocieran a todos los sectores relacionados con el mundo del toro.¡ Lo que te has perdido, papa¡

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios