Un participante muestra las habilidades del equino en movimiento. / J. C. GONZÁLEZ

Anducab supone un bálsamo para el sector ecuestre

Este prestigioso certamen ha tratado de revitalizar a un sector ecuestre, algo alicaído

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ Andújar

El regreso de Anducab, que este domingo día 5 de septiembre en los Jardines de Colón, ha supuesto un bálsamo para todo lo relacionado con el sector ecuestre, cuya actividad se ha visto sacudida por el coronavirus. Este año, al menos, ha conseguido salvar el tipo, y recuerda que el municipio es un estandarte en el mundo del caballo, aunque eventos de la misma temática desarrollados en otras ciudades han acaparado el foto mediático.

La Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española (Ancce) le ha otorgado las tres estrellas, la máxima puntuación que se le concede a estos tipos de certámenes. «Que testifica que el mundo del caballo está íntimamente relacionado con las tradiciones de nuestra ciudad», constata el concejal de Promoción, Dirección Estratégica, Turismo y Comercio, José Antonio Oria.

Este sector venía generando una gran actividad económica antes de la pandemia, porque muchas empresas accesorias al mundo del caballo se venían beneficiando de esta raigambre. Es el caso del negocio de Manuel Antón, que ha recibido con alegría el regreso de Anducab, tras la suspensión del año pasado. El parón de la actividad ha perjudicado sobremanera a su negocio. «Esto es una cadena, no se han desarrollado peregrinaciones, menos bodas y por tanto se han utilizado menos un remolque», lamenta Antón, quien no obstante confía en que pronto se recobre la actividad de antaño.

Ganaderos

Los participantes son los que le dan categoría a este concurso. Es el caso del loperano Juan Carlos López, que con su yeguada de La Esperanza, ha conseguido importantes logros a nivel nacional e internacional. «A mi Anducab es de los concursos que más me gustan, y no porque sea de cerca de mi zona, porque aquí está todo muy bien organizado y eso hace que nosotros estemos aquí mucho más cómodos», asevera López, quien lleva prácticamente toda su vida dedicado al mundo del caballo. «Empecé como un aficionado más, cuando mi padre me compró un caballo, y la pasión se fue introduciendo cada vez más», rememora.

El jefe de pista del concurso, Miguel Ángel Buendía, califica a Anducab. «Como uno de los certámenes más importantes que se desarrollan a nivel internacional». Atribuye este éxito al trabajo ímprobo de muchos años, «a la ciudad tan acogedora, era una falta grande que no hiciese», apunta. Buendía afirma que el nivel de la prueba ha crecido mucho en los últimos años. «Sus participantes están muy arriba en todos los campeonatos», acota.

Anducab ha ampliado su contenido con la incorporación del Concurso Territorial y Nacional de Equitación de Trabajo, una disciplina ecuestre relacionada con la conducta y el manejo del ganado en el campo. Esta modalidad aborda el adiestramiento que recibe un caballo con el objetivo de potenciar sus habilidades y adquirir las destrezas necesarias para este tipo de trabajos.

La competición tanto individual como en equipos, consiste en la noche de sábado y en la mañana del domingo día 5 de septiembre en el desarrollo de tres pruebas, Doma, Manejabilidad y Velocidad, que son valoradas por el jurado profesional de Anducab.