El alcalde de Andújar destaca el talento y la implicación con su ciudad del escultor Miguel Fuentes del Olmo

El alcalde de Andújar destaca el talento y la implicación con su ciudad del escultor Miguel Fuentes del Olmo
Juan Lucas García, Paco Huertas y Miguel Fuentes.

El Ayuntamiento Ultima ya los trabajos para abrir al público próximamente estas instalaciones, en las que se muestran 91 obras donadas por este artista al Consistorio.

ANDUJAR IDEAL ANDUJAR

El alcalde de Andújar, Paco Huertas, ha destacado «el talento y la implicación con su ciudad que siempre ha tenido Miguel Fuentes del Olmo», durante el transcurso de una visita que el regidor ha realizado al futuro espacio museístico que alberga la obra de este escultor.

El Ayuntamiento de Andújar última ya los trabajos para abrir al público próximamente estas instalaciones, en las que se muestran 91 obras donadas por este artista al consistorio.

Estas esculturas, que se ubican en unas dependencias habilitadas en el Teatro Principal, están realizadas en diferentes materiales y técnicas como bronce fundido, aluminio fundido, resina de poliéster, escayola o porespán.

Al respecto, el alcalde ha resaltado la trayectoria de Fuentes del Olmo y ha recordado que «desde hace mucho tiempo mostró su intención y su compromiso de donar su obra a la ciudad que le vio nacer y eso me parece un gesto que hay que reconocer continuamente». Asimismo, Huertas ha querido «mostrar la total disposición del Ayuntamiento de Andújar, con el objetivo de que esta sala tenga vida, porque si hacemos que esta sala tenga vida estaremos contribuyendo conjuntamente al desarrollo de la ciudad».

Por su parte, Miguel Fuentes del Olmo ha explicado que las obras pertenecían a su colección particular, que comprende un periodo de más de 50 años. «Un periodo donde podemos ver y observar la evolución plástica hasta llegar a la abstracción de la escultura», ha afirmado.

El escultor también ha señalado que «la transformación natural que todo artista experimenta a través de su vida es consecuencia directa de sus vivencias personales. En este sentido, «considero que mi espíritu y mi memoria quedarán presentes en este lugar a través de la obra expuesta».