Alabanzas a los custodios

Traslado de la bandera nacional en la Plaza de España por parte de los representantes de las distintas fuerzas de seguridad./J. C. González
Traslado de la bandera nacional en la Plaza de España por parte de los representantes de las distintas fuerzas de seguridad. / J. C. González

Andújar acoge los actos de la festividad de la Policía Nacional La ciudad fue testigo del reconocimiento a miembros de este cuerpo de seguridad que se afana cada año en disminuir la delincuencia

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZANDÚJAR

Andújar fue escenario de la festividad del patrón de la Policía Nacional en la provincia de Jaén. Marcos y lugares tan emblemáticos como la parroquia de Santa María la Mayor y la Plaza de España dieron cabida a los actos solemnes que ensalzaron la labor de salvaguarda que este cuerpo de seguridad ejerce sobre la ciudadanía.

La agenda conmemorativa se inició en la iglesia de Santa María la Mayor con la Misa presidida por el obispo de la Diócesis de Jaén, Amadeo Rodríguez, y concelebrada por varios sacerdotes de la ciudad. El prelado relacionó la labor protectora de la Policía Nacional y de las fuerzas de seguridad con la Misericordia del Señor «pese que a en algunas ocasiones padecéis actitudes de recriminación, vuestra labor es fundamental en la sociedad», insufló en su discurso el pastor de la iglesia jienense, que a su mensaje cristiano lo aderezó con dosis de actualidad. Ya en la Eucaristía asistieron los representantes de las autoridades civiles y militares de la provincia de Jaén, que después se trasladaron a la Plaza de España, sede del acto institucional con motivo de la festividad de los Santos Ángeles Custodios. Antes del comienzo, una pantalla explicó a los presentes la labor que realiza la Policía Nacional a diario, así como la historia de esta fuerza de seguridad, que tuvo su germen en el año 1824 como Policía General del Reino, y que en el año 1986 ya se conformó como Cuerpo Nacional de Policía. En el acto se distinguió a 22 agentes y una funcionaria. Este capítulo mereció una especial atención el policía nacional Antonio Aceituno, quien ingresó en el Mérito Provincial con Distintivo Rojo por abortar un robo en Jaén cuando se encontraba de baja por un tema de salud. Esta intervención le volvió a causar molestias.

Su aval

La subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, destacó que la seguridad es uno de los «principales activos con los que cuenta un territorio» y refrendó además que la inseguridad «supone un lastre para el desarrollo y el progreso de cualquier tierra y de sus gentes «solo con la seguridad se genera estabilidad y confianza, que son requisitos indispensables para crecer y crear riqueza y para que los ciudadanos vivan mejor, recalcó.

Catalina Madueño felicitó a la institución por los buenos resultados obtenidos en la lucha contra la delincuencia en su demarcación. De hecho, puso el acento en que la tasa de delitos se mantiene muy por debajo de la media nacional y acumula diez años consecutivos de descensos «conseguir esa tendencia a la baja durante una década es solo cuestión de trabajo bien hecho», apuntó. No obstante, la subdelegada animó a la plantilla a «sostener el esfuerzo colectivo para mejorar esos datos todavía más».

La máxima representante del Ejecutivo en la provincia puso el acento en la gran labor de «prevención y coordinación» con el resto de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y con la autoridad judicial. «Juntos protagonizáis unos de los papeles principales de la historia de éxito que representa la España constitucional» , señaló.

Catalina Madueño ahondó en 'el hito' que supuso la incorporación de la mujer a la Policía Nacional, del que se han cumplido 40 años. «El reto de garantizar la igualdad de oportunidades es una batalla que la sociedad en su conjunto está decidida a ganar», aseveró Madueño, quien invocó a seguir trabajando para que la presencia femenina en las plantillas se incremente y «las mujeres puedan llegar tan alto en su carrera como ellas quieran hacerlo», aseguró

La subdelegada se refirió, igualmente, a la lucha contra las nuevas formas de delincuencia, como el ciberdelito; y a los planes específicos diseñados para proteger a los colectivos más vulnerables, como las víctimas de los llamados delitos de odio o la protección de personas mayores y centros escolares. También insistió en la necesidad de no bajar la guardia en el trabajo contra la violencia machista y las agresiones sexuales.

El comisario jefe provincial del Cuerpo Nacional de Policía, José Miguel Amaya, aprovechó su discurso para hacer balance de la labor realizada durante el último año. Así, ofreció algunos datos como los casi 40.000 requerimientos ciudadanos atendidos por el centro de mando y la sala 091, los 234 auxilios humanitarios, las 1.900 actas por consumo o tenencia de droga y las 257 actas de retirada de armas u objetos peligrosos.

Actuaciones

El máximo responsable de la Comisaría Provincial también hizo hincapié en algunos dispositivos como la denominada operación 'Humo', por la desaparición de un ciudadano colombiano en octubre de 2018 y que permitió el hallazgo de su cadáver 10 meses después y la puesta a disposición judicial de los cinco presuntos autores de los hechos. José Miguel Amaya hizo referencia a su discurso al 40 aniversario de la creación de la Comisaría Local de Andújar. A los 56 agentes fundadores se les rindió un homenaje por su trayectoria y dedicación en el transcurso del acto.

El comisario también resaltó el 25 aniversario de la creación de la Policía Científica. Los equipos de esta unidad han realizado 1.526 inspecciones oculares técnico-policiales en los escenarios de hechos delictivos en lo que va de año.