El rector de la Basílica y Real Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza detalla los motivos de la restauración de la imagen de 'La Morenita'

El rector de la Basílica y Real Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza detalla los motivos de la restauración de la imagen de 'La Morenita'
  • Constata que se van a subsanar y rehabilitar algunos pequeños deterioros sufridos porque se han advertido algunos arañazos y un deterioro en su policromía

El rector de la Basílica y Real Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza, Domingo Conesa, ha explicado en un comunicado los motivos de la restauración que se le va a realizar a la imagen de la Virgen de la Cabeza.

Constata que se van a subsanar y rehabilitar algunos pequeños deterioros sufridos porque se han advertido algunos arañazos y un deterioro en su policromía.

En esta semana no va a estar expuesta al culto y veneración en su Camarín del Santuario y precisa que va a estar fuera de su lugar original los días que se consideren imprenscindibles, unos tres o cuatro aproximadamente. El trabajo de restauración se ha encomendado al acreditado restaurador, José Luis Ojeda Navío, quien ya realizó hace 25 años una restauración más exhaustiva. La Orden Trinitaria, la encargada de custodiar la imagen, avisará del regreso de la imagen de ‘La Morenita’ a su lugar habitual. Los devotos veneran ahora a la talla conocida como ‘La Peregrina’, que se asemeja a su origen primigenio y que se halla en el Museo Mariano. Se le conoce así porque viaja a los lugares donde existe devoción a la Virgen de la Cabeza que no disponen de imagen.

La imagen titular de la Reina de Sierra Morena fue creada por el escultor malagueño José Navas Parejo en 1944, cuando la Dirección General de Regiones Devastadas, mediante el arquitecto Francisco Prieto Moreno, encargó su realización tras la pérdida de la antigua imagen en la contienda civil.

La anterior restauración de la Imagen de la Morenita fue en el 1992 ya que sufría un grave deterioro debido al paso del tiempo, las inclemencias y la falta de responsabilidad cultural y artística en el aspecto de mantener contacto corporal con la talla, tras los muchos cambios de vestimenta, traslados y movimientos de la talla.