Alrededor de 3.000 personas participan en la emotiva Peregrinación Blanca

Lleno completo de la Real Basílica Santuario en la jornada de la Peregrinación Blanca.
Lleno completo de la Real Basílica Santuario en la jornada de la Peregrinación Blanca. / IDEAL
  • Un año más, convocados por la Real Cofradía Matriz de la Virgen de la Cabeza, las personas mayores y discapacitados acudieron hasta la Basílica Santuario para besar su manto y orar ante la imagen de la Patrona de la Diócesis de Jaén y de Adújar

En torno a los 3.000 asisitentes, no sólo de pueblos y ciudades de la provincia, sino también a través de sus cofradías filiales procedentes de diferentes puntos de Andalucía y de Madrid mostraron, una vez más, su profunda fe y devoción ante la imagen de la Virgen de la Cabeza en una de las más emotivas citas romeras.

Casi más de tres horas duró el Besamanto de la bendita imagen tras la celebración eucarística, donde tuvieron prioridad aquellos que presentaban mayor dificultad de movilidad, con una perfecta organización que hizo, mayor aún si cabe, emotivo el acto.

La Cofradía Matriz formó, en corporación, en su casa del Cerro con las insignias estatutarias: seis banderas, estandarte, cetros de fiscales y cetros de hermanos mayores, portados por los titulares, el Hermano Mayor, José Antonio Hinojo, y los vicehermanos Guillermo Cervera y Manuel Vázquez. Llegados a la lonja del Santuario, se procedió a la entrada al templo, ocupando las banderas y estandarte su lugar correspondiente en el presbiterio. Los miembros de la junta gestora, hermanos mayores y los representantes del Ayuntamiento, el concejal de Festejos Pedro Luis Rodríguez y de Juventud Nuria Rodríguez, junto a diputados de la Cofradía ocuparon sus lugares correspondientes.

A las once horas en punto, con un templo abarrotado de fieles, se inició el rezo del Santo Rosari para continuar,a continuación, con la exposición del Santísimo y posterior procesión alrededor del interior de la Basílica.

Ante la contínua llegada de devotos, los miembros de la cofradía y representantes municipales optaron por dejar sus lugares a cuantas personas mayores no pudieron acceder a un sitio.

Terminados estos cultos, se celebró la Eucaristía, concelebrada por el rector y párroco del Santuario, Domingo Conesa, que fue cantada por el coro 'Aire Puro'. Al finalizar la Eucaristía no faltaron los sones de "Morenita y Pequeñita“ y se procedió a la bajada de la imagen desde el Camarín al trono especial preparado para esta ocasión. Se trató de un trono diseñado con peana y resplandor para que las personas impedidas pudieran ver la imagen de la Virgen tal y como está en el Camarín. El traslado lo hicieron los hermanos mayores de Andújar y Colomera y el representante del Ayuntamiento, como alcalde en funciones, junto al presidente de la Gestora, Ramón Colodrero.

Sobre las 13:00 horas comenzó el besamanto accediendo las personas asistentes, como novedad, por el pasillo central y saliendo por los laterales, siendo más fluido que en otras ocasiones en las que ha habido dos personas (doble fila organizada por los fiscales), besando el manto. Cerca de las 17:00 horas finalizaba la ceremonia y la imagen volvía a ser entronizada en su Camarín.