La lluvia no impide que la imagen de La Morenita recorra las calles de regreso a su Ermita tras la novena

  • Los episodios de lluvia, a lo largo de la tarde noche del pasado sábado, no impidieron que la imagen de la Morenita de la calle Ollerías recorriera las calles de Andújar en procesión al regreso a su ermita. Si bien se había programado volver al recorrido tradicional, de su paso por la parroquia de San Bartolomé, que se vio cumplido, la fuerte lluvia a la salida hizo que las monjas de clausura de la MM. Trinitarias y los mayores de la Casa Hogar de Caritas no pudieran disfrutar de su paso y lanzarle sus respectivas "petalás". Pero si que, a lo largo de toda la procesión fueron muchos los iliturgitanos que salieron a calles y plazas para ver pasar a su patrona que volvió a procesionar a hombros de sus anderos. Fue el manto donado por ellos a la imagen del Cerro, verde aceituna, el que vestía en tan feliz jornada.

Antes de la procesión, en la iglesia parroquial de San Miguel donde se ha celebrado la novena en su honor, el párroco y arcipreste, Pedro Montesinos, acompañado del consiliario de la Cofradía Matriz y rector del Santuario, Domingo Conesa, así como otros párrocos del arciprestazgo y sacerdotes de la Orden Trinitarias, celebró la Fiesta Principal en la que cantó el coro de Marmolejo.

En el transcurso de la celebración a los nuevos hermanos Mayores José Antonio Hinojo Pérez y Mercedes Fernández Arco les fueron impuestas sus medallas acreditativas. Al finalizar la procesión, en la puerta de la ermita y ante la imagen de la Virgen, que mecían sus anderos, Domingo Conesa se dirigió a los devotos de María, con palabras de esperanza. El secretario de la gestora de la cofradía, Carlos Calixto Pulido, leyó unas palabras de agradecimiento para el Hermano Mayor saliente Guillermo Cervera, a las que este respondió, "sintiéndose satisfecho del año vivido".

A continuación, de nuevo el secretario invitó primero al cambio de bandas entre salientes y entrantes y a la cesión del cetro al nuevo Hermano Mayor José A. Hinojo que tuvo palabras de agradecimiento para todos los que habían hecho posible su elección "que ha permitido ver cumplido nuestro sueño", lanzando los vivas a la Virgen de la Cabeza. Su esposa, Mercedes Fernández, cerraba el acto con una salve cantada a capela, que ella misma había compuesto. A los sones del himno nacional la Morenita entraba en su ermita.

Como ya es tradición, fueron entrañables los momentos vividos a su paso por la residencia de mayores de San Juan de Dios y del Cuadro de la Virgen. En este último punto Adrian Bachiller dedicó unos canticos. En el cortejo, se encontraban representaciones de cofradías de Andújar, 18 filiales de la Virgen de la Cabeza venidas de la provincia y de la vecina de Córdoba y Granada así como numerosos cofrades y devotos, tanto delante, vistiendo ellas la clásica mantilla, como tras las andas. Antiguos hermanos mayores, la Corporación Municipal bajo mazas presidida por el alcalde, Francisco Huertas, y el arciprestazgo de la ciudad, con los tres cetros cerraban el cortejo. Puso los sones musicales la Agrupación musical Maestro Amador.