El madrugón que mejor sienta

Romeras se despiden desde su carreta en el comienzo del trayecto de subida al Cerro, a primera hora de la mañana. /LORENA CÁDIZ
Romeras se despiden desde su carreta en el comienzo del trayecto de subida al Cerro, a primera hora de la mañana. / LORENA CÁDIZ

164 carretas partieron a primera hora de Andújar en un trayecto hasta alcanzar el Cerro

Lorena Cádiz
LORENA CÁDIZANDÚJAR

Ni un minuto antes, ni un minuto después. A las siete y media en punto de la mañana rugían ya los motores de los tractores que tiraban de las carretas. La antigüedad de las peñas marca el puesto de salida y en la calle Alhamar estaba la 'cabeza' de este desfile, que se prolongaba varios kilómetros. La hora se podía apreciar en los romeros más pequeños, los niños, aún un poco aturdidos por el madrugón. Y en las prisas. Los tractores arrancan y no esperan y a los que llegan con más retraso, les toca correr con la comida en una mano y el petate del fin de semana en la otra.

Los de las primeras peñas saben que tienen que ser puntuales, el resto tiene unos minutos más de margen, pero aún así la primera hora era un ir y venir buscando la ubicación de la carreta o corriendo detrás de ella. «Mira a que hora llegamos. Si es que hasta que se han arreglado la madre y las hijas...», se quejaba un romero a otro.

Porque eso sí, la hora es temprana, pero no faltan las flores en el pleno, los trajes de gitana, las botas, los sombreros...

La salida de las carretas marca el inicio de un camino y de una romería única, la de la Virgen de la Cabeza. Es un momento muy especial y se nota. Se ve la esencia de esta fiesta, que no es otra que una devoción trasmitida de abuelos a padres y de padres a hijos. Familias enteras, amigos, y todos con una sonrisa que ilumina sus caras.

A esa hora partieron de Andújar 164 carretas, que a medio día llegaron a Lugar Nuevo, donde hicieron parada para comer y descansar y que por la tarde llegaron hasta el Cerro del Cabezo. Un recorrido de muchas horas que acaba en lo más alto, en el encuentro con la Reina de Sierra Morena, que les espera en el Santuario.

Son muchas horas de camino, pero son todas de fiesta y cada uno la vive como quiere. Durante el trayecto que discurre por la ciudad, hay que guardar más las formas. No en vano, una de las novedades de este año es la normativa impuesta por la Federación de Peñas Romeras y Marianas de Andújar para que se cuiden las formas y la estética en el trayecto de Andújar, tanto en su entrada como en su salida. Entre otras cuestiones, esa normativa dice que se tiene que escuchar música de romería (nada de reguetón o 'bacalao') y se debe de llevar vestimenta apropiada para la devoción. De esta forma se prohibe a los romeros que vayan disfrazados en esos recorridos o que lleven colgaduras.

Eso sí, una vez que en la sierra, en la Ciudad de las Carretas, pueden escuchar la música que quieran, según aclararon desde la Federación de Peñas.

Todo ello se cumplió ayer sin incidentes durante el trayecto de salida de Andújar.

En los últimos años se ha aumentado el dispositivo por parte del Seprona de la Guardia Civil y el sanitario del 061 para mitigar las incidencias que se produzcan en el trayecto que atraviesa la serranía. La Federación de Peñas también lleva su propio dispositivo de seguridad, que vela porque el camino transcurra con normalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos