Unas conferencias lanzan retos a la devoción de la Virgen de la Cabeza

Procesión de la Virgen de la Cabeza en el Cerro. /J. C. GONZÁLEZ
Procesión de la Virgen de la Cabeza en el Cerro. / J. C. GONZÁLEZ

El octavo ciclo muestra la coincidencia de la legendaria aparición, con varios matices y exige criterios a la hora de vestir a la Virgen

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

El VIII Ciclo de Conferencias de la Virgen de la Cabeza en la Cultura, han aportado más hechos significavos sobre una devoción marcada por el torrente de connotaciones y de hechos, aunque destacada por su historia y universalidad.

El integrante de la Real Academia de la Historia y del Instituto de Estudios Gienenses, Enrique Gómez Martínez, habló del análisis de la aparición de la Virgen de la Cabeza y sus leyendas. Todas convergen en lo mismo, pero Gómez apuntó algunos hechos novedosos.

Dastos históricos

Este estudioso indicó que los datos del pastor Juan Alonso de Rivas no aparecen hasta el año 1677 «durante varios siglos se fue fijando su nombre, día de la Aparición procedencia». Citó algunas versiones sobre la discapacidad del pastor, «unas leyendas cuentan que no tenía brazo porque era manco, otras relatan como la Virgen le invita a a que extienda el brazo y Salcedo Olid nos cuenta que además de manco era baldado, o sea que tenía una imposibilidad de movimiento».

Cristianización

La devoción de la Virgen de la Cabeza coincide en las fecha de la desaparición de la imagen, la caída de los templos y en la cristianización de la serranía de Andújar para propiciar el sacrificio de la peregrinación». En muchos pueblos, coinciden las leyendas.

El orfebre e investigador de arte, el onubense José María Carrasco, hizo un recorrido histórico de las vestiduras de la Virgen donde se detuvo en las modas que imperaban en las distintas épocas.

Criterios

Carrasco abogó porque la Hermandad establezca unos criterios a la hora de vestir a la Virgen para separar el hecho religioso y folclorista «por ejemplo la hermana mayor de Manises puede plantear que vaya de fallera porque es uno de los trajes que llevan los cofrades y esto es lo que no se debe permitir», sugirió.

También dio el valor a la imagen de la Virgen de la Cabeza, que es anterior al siglo XII «y no hay ningún momento del año que esa talla se pueda ver», concluyó.

 

Fotos

Vídeos