logo3
jueves
02 oct
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Gente Cercana El instituto "viejo" cumple sus bodas de oro

El instituto "viejo" cumple sus bodas de oro

50 aniversarios IES V Cabeza 10 800x600

La experiencia es un grado. El Instituto Nuestra Señora de la Cabeza de Andújar tiene práctica y mucha, porque 50 años dan para largo y más, si se habla en términos educativos. Los datos avalan al Instituto viejo, por todos conocido, con 784 docentes que han impartido en estas aulas mucho más que asignaturas a alrededor de 15.000 alumnos.

 Cumplir años siempre es gratificante por eso, antiguos alumnos y docentes de ayer y de hoy se reunieron para rememorar tiempos pasados y celebrar juntos este aniversario especial.

 

La escultura "50 aniversario", no podía llamarse de otra manera, destaca hoy en el jardín de entrada del instituto "viejo". Una escultura de líneas sencillas, pero bien definidas como expuso su autor, José Ramón Navarro, quien explicó a los presentes el significado de la obra, realizada expresamente para el enclave elegido, que refleja los bachilleratos impartidos en el centro. Una obra que emana juventud, ya que alumnos diseñaron las ideas primitivas que son la base de lo que es ahora esta escultura, culminada en Talleres Camello.

La Delegada de Educación, Angustias María Rodríguez, que también por un corto periodo lectivo formó parte de la familia del profesorado del centro, alabó la obra y recordó la realizada por el también escultor Manolo López el pasado curso y que también forma parte del legado escultórico del recinto.

Antes de comenzar la comida de convivencia tuvo lugar una hermosa fotografía auspiciada por el actual director Francisco Toribio, una instantánea de los directores que han llevado la dirección del instituto en estos cincuenta años como Francisco Ruiz Jurado, Fabián Mañas, Manuel García Ibáñez, Juan Teruel y Francisco Toribio, con Teodoro Cruz y Gabriel Escribano, ya desaparecidos, presentes en el recuerdo.

Y en el patio, junto a las pistas polideportivas, antiguos alumnos volvían a verse, a rememorar tiempos pasados, contar batallitas sintiendo que tiempos pasados fueron mejores. Una noche cálida para el recuerdo y el reencuentro. Y también para la música, ya que el grupo Ruta Ochenta puso el punto musical a la velada con un repertorio de las mejores canciones que marcaron época cuando chaquetas nevadas, grandes hombreras y lacas de colores causaban sensación. Una velada para el recuerdo y para seguir rememorando.

 

 

El instituto
Actualizado ( Lunes, 03 de Octubre de 2011 14:01 )